Compartir

Alberto Fernández anunció este domingo el cierre de cines, teatros y espectáculos en todo el país para evitar la congregación de personas, como parte del nuevo paquete de medidas para frenar el brote del coronavirus.

En la conferencia de prensa que brindó esta noche en la Quinta de Olivos, el presidente dijo que no se podrá desarrollar «ningún espectáculo, ningún tipo de teatro, cine, espectáculos deportivos, espectáculos musicales que signifiquen un nucleamiento de gente, un número importante de gente que se nuclee en esos encuentros, tratando de evitar que en la multitud el virus se disemine”.

Ante la pandemia de coronavirus, la industria ya había tomado ciertas medidas preventivas en los últimos días. Muchas salas teatrales ya habían cerrado sus puertas, mientras que los cines redujeron la venta de entradas y varios estrenos se pospusieron.

La mayoría de los teatros del circuito comercial e independiente siguieron con sus funciones, aunque habían tomado algunos recaudos, como mantener el máximo de 200 personas por función que impuso el decreto de la Ciudad de Buenos Aires. Las salas oficiales (Teatro Colón, Nacional Cervantes, Centro Cultural Kirchner, etc.) ya habían dejado de funcionar.

El empresario Carlos Rottemberg, titular de Multiteatro Comafi, fue el primero en confirmar la medida en las redes sociales, y desde la cuenta de la sala teatral señalaron la suspensión de “todos los espectáculos desde el día de mañana”.