Compartir

Paulo Dybala (26) reveló que tanto él como su novia, Oriana Sabatini (23), dieron positivo de coronavirus. «Hola a todos, quería comunicarles que acabamos de recibir los resultados del test del Covid-19 y tanto Oriana como yo dimos positivo», escribió el delantero de la Juventus. Y agregó: «Por fortuna nos encontramos en perfecto estado. Gracias por sus mensajes y un saludo a todos».

Un rato después, la cantante publicó un video en Instagram para dar detalles de su estado de salud, agradeció las muestras de apoyo y le pidió especialmente a los argentinos que deben tener más conciencia a la hora de enfrentar esta pandemia, que solo en Italia ya lleva registradas 4825 muertes.

«No se están dando cuenta de lo grave que es la situación», advirtió Oriana, quien contó que deberá permanecer en cuarentena hasta el 31 de marzo, cuando le realizarán un nuevo test para chequear si sigue infectada por el llamado COVID-19.

«Hace dos días nos hicimos el test con mi novio y una persona más que está viviendo en la casa. Hoy nos dieron el resultado y somos todos positivos. Estamos bien. Yo tenía síntomas como tos, me dolía el cuerpo, la cabeza, sentía cansancio constante… Noté que mi respiración había cambiado mucho y no para bien», comenzó diciendo la hija de Catherine Fulop y Ova Sabatini.

«Ahora bajaron los síntomas, estoy mejor. Sigo con cansancio pero ya no como antes. De todas maneras, estoy bien», contó Oriana. Y luego se tomó unos minutos de su testimonio para tratar de generar conciencia en las personas que todavía no logran tomar dimensión del daño que puede generar el avance del coronavirus en la Argentina.

«Hace un mes y medio que estoy en Italia, que es el país más afectado por esta crisis. Nosotros estamos informados de todo lo que pasa. Y en la Argentina siguen estando mis amigas, mi familia… Constantemente estoy viendo noticias de gente que se está yendo de vacaciones, que aprovecha para viajar a la Costa», se quejó Oriana. Y siguió: «Creo que no se están dando cuenta de lo grave que puede ser la situación. Y de lo grave que sería, en un país como Argentina, que mucha gente se contagie al mismo tiempo, y que sea un ¡quilombo! por así decirlo los hospitales. Y que la gente se tenga que morir no por la letalidad sino porque no den abasto los hospitales, no haya materiales y porque todo sea un caos».

«La palabra coronavirus asusta un montón pero para nosotros los jóvenes es bastante leve, pero para nuestros padres, nuestros abuelos, lo que sea, puede no serlo. Así que quédense en su casa, hagan la cuarentena. Nosotros vamos por el día 9 pero vamos a esperar hasta el 31 de marzo para que nos hagan el test y ver cómo sigue todo», se despidió la joven, con mucha madurez.