Compartir

Gran escándalo se generó este lunes en el ciclo Infama (América). Todo comenzó cuando a Silvestre le preguntaron sobre la versión que había dado su ex mujer, Débora Ramos, quien contó que ella estaba embarazada de siete meses cuando se enteró, a través de una periodista, que él estaba viviendo un affaire con Andrea del Boca. También le comentaron sobre un rumor que indicaba que, tras una pelea, Silvestre ejerció violencia de género.

Hecho que, según recordó Luis Ventura, fue a cubrirlo mientras trabajaba para la Revista Flash. «Chicos, me cuesta mucho contar esto. Yo estaba separado hace años», fue lo primero que aclaró el cantante antes de desatar la furia del periodista que amenazó con irse del estudio. «Yo me voy a retirar. No puedo escuchar. Le agradezco a la producción que me hayan incorporado pero no puedo ser partícipe de un testimonio que yo sé que no es cierto».

Un día después, el periodista publicó en su cuenta de Instagram la famosa tapa de marzo de 1985

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here