Compartir

Gabriela Spanic alcanzó su pico de fama con La Usurpadora, la telenovela de Televisa que arrasó con todos los pronósticos. Se convirtió en la más vista de la historia gracias al atrapante culebrón.

La actriz se puso en la piel de la malvada Paola Bracho y su hermana, la tímida e inocente Paulina Martínez. El público se enamoró con los personajes y con las maldades que hizo para conseguir todos sus objetivos.

Ahora, a 20 años del éxito, Gaby se animó a una producción de fotos con su verdadera gemela, Daniela. Sus fanáticos se mostraron muy sorprendidos porque ¡no se parecen en nada!

A pesar de que estuvieron peleadas durante mucho tiempo, el amor pudo más. En una de sus últimas entrevistas, la artista venezolana aseguró que el distanciamiento surgió por “malos entendidos”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.