Compartir

“ANIMALES FANTÁSTICOS – LOS CRÍMENES DE GRINDELWALD” (2018). Dirección: David Yates, Actores: Eddie Redmayne, Katherine Waterston, Dan Fogler, Alison Sudol, Ezra Miller, Jude Law, Johnny Depp, Carmen Ejogo, Origen: Reino Unido / Estados Unidos. Duración: 134 minutos. Versiones: Subtitulada / Doblada. Formatos: 2D / 3D /4D. Apta para mayores de 13 años.

Al final de la primera película, Gellert Grindelwald (Johnny Depp), el poderoso mago oscuro, cayó en manos de Macusa, gracias a la ayuda de Newt Scamander (Eddie Redmayne). Pero, fiel a su amenaza, Grindelwald huyó y se dispuso a reunir seguidores.

Casi nadie sospecha cuál es su verdadero plan: agrupar magos de sangre pura para gobernar a todos los seres no mágicos. Albus Dumbledore (Jude Law) pretende desbaratar los planes de Grindelwald; así, convoca a Newt Scamander, su antiguo estudiante, quien acepta ayudarlo, sin saber los peligros que lo esperan. Cuando el amor y la lealtad se ponen a prueba, incluso entre mejores amigos y familiares, se trazan líneas, y el mundo mágico se divide más y más.

Mi Opinión: Todo comienza de manera espectacular e impresionante debido a los efectos especiales, con el Escape de Grindelwald (Depp nuevamente en una atrapante interpretación, es un creador de personajes, a la vez es carismático y tiene un magnetismo especial con la cámara), este gran villano que se traslada a una París ambientada en los años 20, luego la acción va y viene por otras locaciones como: New York, Londres, Austria y Francia.

En esta epopeya todo gira en torno a sus buenos personajes que van generando intriga, tensión y las luchas, con: Albus Dumbledore, quien regresa, él es Jude Law (tiene mucha presencia y se luce), Leta Lestrange (Zoë Kravitz), enigmática y misteriosa, Jacob Kowalski (Dan Fogler), Tina Goldstein (Katherine Waterston), Credence Barebone (Ezra Miller), Queenie Goldstein (Alison Sudol) y Theseus Scamander (Callum Turner), además siguen acompañando al protagonista las criaturas fantásticas.

Se encuentra llena de personajes queribles y enmarcado dentro de una banda sonora, fotografía y una paleta de colores estupenda, se mantiene la magia y la fantasía, por momentos te conectas con la trama y en otros eso no se logra, porque su ritmo es algo irregular, las primeras secuencias son rápidas, luego cae la intensidad y nos encontramos ante momentos aburridos con un ritmo lento, y escenas demasiado largas con demasiados efectos, eso no siempre rinde.

Esta es una de esas películas pensadas para los fans y con final abierto; nos resta esperar “Animales fantásticos 3” en el 2020, podría aparecer como niño el personaje de Hogwarts Rubeus Hagrid y de las ciudades elegidas podría ser Rio de Janeiro. Sigue “Animales fantásticos 4” en el 2022 y “Animales fantásticos 5” en el 2024, siempre bajo la dirección de David Yates (“Harry Potter 5 y 6, 7 Parte 1 y 2”). Muy Buena.

“PABLO ESCOBAR. LA TRAICIÓN” (2017). Dirección: Fernando León de Aranoa, Actores: Javier Bardem, Penélope Cruz, Peter Sarsgaard, Julieth Restrepo, Óscar Jaenada, David Ojalvo, David Valencia, Lillian Blankenship, Giselle Da Silva, Nathan Cooper, Pedro Calvo, Manuel José Chavez, Joavany Alvarez, Mark Basnight, Diego Landaeta, Mihail Stoyanov, Género: Acción / Biográfico. Origen: España / Bulgaria. Duración: 123 minutos. Apta para mayores de 16 años.

La película sigue el ascenso y caída de uno de los mayores narcotraficantes de la historia, Pablo Escobar, fundador y líder del Cartel de Medellín, se convirtió en el capo más importante de la mafia colombiana que mantuvo una apasionada y tormentosa aventura amorosa con la periodista colombiana más famosa del momento, Virginia Vallejo.

Mi Opinión: Este film se encuentra basado en el libro “Amando a Pablo, odiando a Escobar”, escrito por la periodista colombiana Virginia Vallejo. Allí cuenta la relación amorosa que mantuvo con el líder del famoso Cartel de Medellín en la década de los 80. En la dirección y como coguionista se encuentra el realizador español Fernando León de Aranoa (“Los lunes al sol”, “Familia”) y Javier Bardem cumple como protagonista y productor.

Su trama va mostrando solo una parte de la vida de Pablo Emilio Escobar Gaviria (1949-1993) de cómo se va entrelazando Colombia y Estados Unidos con el tráfico de drogas. Todo comienza mientras va viajando en un avión a Estados Unidos la presentadora colombiana Virginia Vallejo (Penélope Cruz, está muy simpática, entrañable, es una gran actriz se entiende muy bien con quien es su esposo Bardem. Esta correcta), junto a miembros de la DEA que la acompañan.

Luego el film da un salto temporal hacia atrás para encontrarnos en la casa de Pablo Escobar (Javier Bardem, muy bien caracterizado está muy parecido a Escobar y hasta engordó. Es excelente digno de varios Premios), cuando aun no era jefe del cartel de Medellín, casado con Maria Victoria Henao (Julieth Restrepo) y a través de los cuales vamos viendo sus actividades.

Se encuentra muy bien narrada parte de la vida de Escobar Gaviria, su vinculación con el narcotráfico, los negocios, la política, la corrupción y la mafia. Es obvio que evita los momentos más oscuros y por supuesto se encuentra más centrada en el romance. Dentro de los rubros técnicos resultan maravillosos: la fotografía de Álex Catalán, el diseño de producción de Alain Bainée (“Blancanieves”), el diseño de vestuario de Loles García Galeán (“Palmeras en la nieve”), el maquillaje obra maestra de Ana Lozano (“Volver”), la banda sonora por Federico Jusid (“Neruda”, “El secreto de sus ojos”) y la dirección correcta. Los desaciertos los colombianos que hablan en inglés con acento colombiano, la voz en off de Cruz y la actuación desaprovechada de Peter Sarsgaard (“Enseñanza de vida”, “Kinsey, el científico del sexo”). Buena.

“INFILTRADO DEL KKKLAN” (2018). Dirección: Spike Lee, Actores: John David Washington, Adam Driver, Laura Harrier, Topher Grace, Corey Hawkins, Ryan Eggold, Jaspar Pääkkönen, Género: Policial / Comedia / Biográfica. Origen: Estados Unidos. Duración: 135 minutos. Apta para mayores de 13 años con reservas.

El cineasta visionario Spike Lee nos presenta la increíble y real historia de un héroe estadounidense. Nos encontramos a principios de 1970, un momento de gran conmoción social mientras que la lucha por los derechos civiles se intensifica. Ron Stallworth (John David Washington) se convierte en el primer detective afroamericano en el Departamento de Policías de Colorado Springs; su arribo es recibido con escepticismo y hostilidad por parte de la base del departamento. Stallworth halla la manera de tener un nombre ahí y uno diferente en su comunidad. Valientemente, se encuentra una peligrosa misión: infiltrarse y exponer al Ku Klux Klan. Fingiendo ser un racista extremista, Stallworth contacta al grupo y pronto lo invitan al exclusivo círculo; incluso cultiva una relación con el Gran Mago del Klan, David Duke (Topher Grace), quien admira el compromiso que Ron tiene con el progreso de la América Blanca. Mientras que la encubierta investigación se torna cada vez más compleja, el colega de Stallworth, Flip Zimmerman (Adam Driver), se presenta como Ron en las reuniones cara a cara con el grupo de odio, obteniendo información de la trama mortal. Juntos, Stallworth y Zimmerman se unen para derrotar a la organización.

Mi Opinión: Se encuentra basada en hechos reales, Spike Lee (“Malcolm X”), filma como los dioses. Nos encontramos con las fuertes declaraciones del Dr. Kenneth Beauregard (Alec Baldwin) en un violento primer plano. El espectador rápidamente se va metiendo en la historia: el Detective afroamericano en el Departamento de Policía de Colorado Springs Ron Stallworth (John David Washington, el hijo de Denzel) logró infiltrarse en “la Organización” con el fin de investigar al Ku Klux Klan y contará con la ayuda del detective judío Flip Zimmerman (el KKK también odia a los judíos porque “mataron a Cristo”) interpretado por Adam Driver, (“Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi”), este una vez allí deberá averiguar todo, asistiendo a las distintas reuniones.

Es increíble ver cómo se maneja esta organización, las influencias que tienen con el poder político y económico. Está presente la hipocresía y el odio, tiene toques de sátira, se encuentra muy bien narrado, con momentos de suspenso, tensión, acción e intriga, una banda sonora apropiada, con varios mensajes entre ellos está el racismo de los años 70 y las situaciones que se suceden en pleno siglo XXI, incluyendo imágenes del actual presidente de Estados Unidos (Donald Trump), un film de denuncias, para pensar y analizar. Excelente.

“ESTO NO ES UN GOLPE” (2018). Dirección y Guión: Sergio Wolf, Género: Documental. Origen: Argentina. Duración: 120 minutos. Apta para todo público.

Luego de ganar las elecciones de 1983 terminando con siete años de dictadura, y de impulsar el histórico Juicio a las Juntas Militares en 1985, en la Semana Santa de 1987 el gobierno de Raúl Alfonsín tambalea por un alzamiento militar encabezado por Aldo Rico.
Una enorme movilización popular y de todo el arco político, respaldan a Alfonsín. Esa tensión creciente se resuelve el domingo de Pascua, en una reunión que el Presidente mantiene con los militares sublevados y que se constituyó como un enigma, ya que Alfonsín da un discurso en Plaza de Mayo que genera la pregunta sobre si había negociado con los rebeldes. ¿Qué pasó en esa reunión? ¿Por qué Alfonsín dice lo que dice en ese discurso?

Únicamente a través de los protagonistas del conflicto y de los lugares donde sucedieron los hechos, “Esto no es un golpe” despliega y revela los antecedentes y las consecuencias críticas, los sentidos ocultos y las historias imprevisibles de esos cuatro días que mantuvieron en vilo a la Argentina.

Mi Opinión: Su narración se presenta a través de la voz en off del director y se va mezclando un valioso material de archivo, imágenes de los lugares donde sucedieron los hechos, interesantes entrevistas y quienes fueron protagonistas.

El país vivió momentos de tensión, donde podría encontrarse en peligro la democracia y de forma muy didáctica se va haciendo un recorrido a través de imágenes de archivo y testimonios, entrevistados y una tensa charla con Rico, también tenemos unas pinceladas de humor.

Es un documental que tiene un gran valor desde lo histórico, llega de la mano del crítico, ensayista, guionista, documentalista y ex director artístico del BAFICI Sergio Wolf (codirector con Lorena Muñoz de “Yo no sé qué me han hecho tus ojos” y realizador de “Viviré con tu recuerdo”) resulta muy didáctico, logrando mantenernos viva la memoria, y aquellos que no lo vivieron por distintos motivos conocer algo de nuestra historia. Muy Buena.

“HELL FEST: JUEGOS DIABÓLICOS” (2018). Dirección: Gregory Plotkin. Actores: Bex Taylor-Klaus, Reign Edwards, Tony Todd, Amy Forsyth, Christian James, Roby Attal, Matt Mercurio, Género: Terror. Origen: Estados Unidos. Duración: 89 minutos. Apta para mayores de 16 años.

Durante Halloween, un asesino serial enmascarado convierte un parque temático de terror en su propia área de juegos. Tres amigas intentan salvar sus vidas y las de los visitantes, quienes creen que todo es parte del espectáculo.

Mi Opinión: Gran parte de su desarrollo es en un parque de diversiones dedicado al terror, de ahí el título de la película. En un paseo por distintos laberintos y casas del terror, un grupo de jóvenes que solo buscan diversión, son perseguidos por un asesino enmascarado (al estilo Michael Myers de Halloween) que va tomando sus víctimas en este lugar y los visitantes creen que es parte del show.

Se irán descubriendo ciertos enigmas dado que todo se encuentra referenciado bajo una idea simple, poco original, predecible y algo repetitiva, las actuaciones resultan correctas, por momentos mantiene cierta angustia y dramatismo, todo acompañado por una buena fotografía (José David Montero), es visualmente atractiva, técnicamente resulta interesante y entretenida para los fanáticos del género. Buena.

“MATAR O MORIR” (2018). Dirección: Pierre Morel. Actores: Jennifer Garner, John Gallagher Jr., John Ortiz, Género: Drama / Acción. Origen: Estados Unidos / Hong Kong, Duración: 101 minutos. Versiones: Subtitulada / Doblada. Apta para mayores de 16 años con reservas.

Peppermint es la historia de venganza de una joven mujer que considera que ya no tiene nada que perder. Su objetivo es derrotar a sus enemigos y quitarles todo, tal como hicieron con ella.

Mi Opinión: El título original es “Peppermint” y se encuentra relacionado con el helado de dos bolas que le gusta a la hija de Riley North (Jennifer Garner), una ama de casa que vive feliz con su familia, pero un día matan a su hija Carly North (Cailey Fleming) y a su esposo Chris North (Jeff Hephner) y ella ve el hecho. No se hace justicia y a partir de ese momento Riley tiene sed de venganza, vuelve a aparecer luego de 5 años y no se explica cómo pero ya aprendió a usar armas, sus luchas son con muchas coreografías, se convierte en breve en una super mujer, tipo “Rambo” y/o “Terminator.

El film tiene problemas de guion y cae en lugares comunes, en un melodrama familiar con varias subtramas que no terminan de cerrar, llena de clichés, con situaciones que causan gracia, es repetitiva, muestra personajes poco creíbles y situaciones inverosímiles. Jennifer Garner (“Juno”, “Yo soy Simón”) se pone la película al hombro e intenta en todo momento sacarla a flote. Sin sorpresas, nada original y muy pochoclera. Mala.

“DE DESPOJOS Y COSTILLAS” (2018). Dirección y Guion: Ernesto Aguilar. Actores: Florencia Carreras, Florencia Repetto, Yanina Romanin, Género: Drama. Origen: Argentina. Duración: 78 minutos. Apta para mayores de 13 años.

Luego de la muerte de su madre, Alejandra, Laura y Daniela vuelven a la casa de su infancia para rescatar algunas cosas de valor y objetos que simbolizan recuerdos, antes de ponerla a la venta. Pero reencontrarse con parte de su pasado las hará enfrentarse consigo mismas y con sus más profundos secretos.

Mi Opinión: Su desarrollo es intimista, con cierta calidez que se logra a través de la fotografía. Este es el reencuentro de tres hermanas que hace 2 navidades que no están juntas, y se reúnen después que su madre fallece para poner en venta la casa de su infancia y su adolescencia. Daniela (Florencia Repetto), trabaja en una agencia de producción y está escribiendo una obra de teatro, vive en pareja en Canadá y dada la distancia fue la hermana ausente; Laura (Yanina Romanin) está embarazada de Felipe y su esposo es Miguel, necesitan el dinero y Alejandra (Florencia Carreras), es la que cuidó a su madre, no suele tener una pareja duradera, es la que menos cuenta y la más introvertida.

Una vez juntas en esa casa que se encuentra llena de recuerdos aparece la nostalgia y comienzan a salir a la luz: las heridas, el abandono, la tristeza, un pasado no resuelto, los secretos y el amor. La trama toca un tema universal; las relaciones entre hermanos adultos ante la falta de los padres, aquí todo transcurre en un día, con diálogos superficiales que no resultan del todo interesantes, le falta emoción y dinamismo. Con la utilización del flashbacks se muestra un poco más de ellas, aquí no se ven hombres, solo las relaciones entre las hermanas, hay situaciones que se resuelven de golpe y su relato no termina de llegar al espectador. Regular.

“EL LIBRO DE IMAGEN” (2018). Dirección y Guión: Jean-Luc Godard, Género: Drama. Origen: Suiza /Francia, Duración: 84 minutos. Apta para mayores de 16 años.
Nada excepto el silencio. Nada excepto una revolucionadora canción. Una historia dividida en 5 capítulos como los cinco dedos de una mano.

“EL SILENCIO ES UN CUERPO QUE CAE” (2017). Dirección y Guion: Agustina Comedi, Género: Documental. Origen: Argentina. Duración: 72 minutos. Apta para mayores de 13 años con reservas.

Detrás de la cámara que captura fiestas y vacaciones familiares, hay un hombre. Es el padre de Agustina, la directora de este documental que, a partir de películas caseras en 8mm y VHS, explora un pasado personal y a su vez descubre en sus pliegues el retrato político y social de una época.

“IMPUROS” (2018). Dirección: Florencia Mujica y Daniel Najenson, Género: Documental. Origen: Argentina. Duración: 86 minutos. Apta para mayores de 13 años.
Documental sobre el tráfico de mujeres a principios del Siglo XX en Argentina. Cada día desembarcan en el puerto de Buenos Aires cientos de inmigrantes provenientes de Europa. En ese contexto un grupo de proxenetas judíos-polacos deciden instalarse en el país y tras la fachada de la “Asociación de Socorros Mutuos Varsovia” (luego llamada Zwi Migdal) consolidan una red eficaz para traficar mujeres desde Polonia e introducirlas en su amplia red de prostíbulos. La comunidad judía local, indignada con la sobreexposición de los traficantes reacciona y los expulsa de la colectividad bautizándolos como “Impuros”. Pero en ese camino la historia de las mujeres traficadas desaparece.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.