Compartir

Floppy Tesouro mostró su auto en Instagram, una camioneta Audi Q5, pero no esperaba lo que iba a pasar. Hace tres años la modelo que vive la buena vida junto a su marido, el empresario Rodrigo Fernández Prieto, a quien apodan el “Príncipe de Puerto Madero” por los múltiples emprendimientos inmobiliarios que tiene en el barrio más top de la ciudad.

Instantáneamente, miles de usuarios se percataron de un detalle: el vehículo acumula una fortuna en deudas. Más de 50 mil pesos en multas y otros 40 mil en patentes impagas, datos que son de consulta pública y constan en los sitios web correspondientes del gobierno porteño.

En realidad, según informó TN sería el auto que maneja el empresario, porque Floppy suele moverse en un Mercedes Benz Clase A último modelo. La mayoría de las infracciones tienen que ver con exceso de velocidad y estacionamiento en lugar prohibido, en particular, en Puerto Madero.

La modelo compartió la foto para cumplir con un “canje” en el aeropuerto de Ezeiza antes de partir de vacaciones. Su amiga, Barby Franco, le dio un consejo para la próxima: “¡Tapá la patente, amea!”.

No es la primera vez que Floppy sube fotos con automóviles de alta gama, la modelo tiene un gusto muy particular con los vehículos.