Compartir

Luego de haber contado que fue víctima de violencia por parte de Facundo Ambrosioni, y de haber pedido una restricción perimetral para que el padre de su hijo Francesco no pueda acercarse a ella, Morena Rial decidió pedir la ampliación de la medida para que no el futbolista tampoco pueda ver al bebé.

«No tengo contacto con Facundo, la verdad es que no la estoy pasando bien. Estoy muy triste. Estoy con mis amigos y con mi papá», explicó la hija de Jorge Rial en Involucrados, el programa de América.

A pesar que en un primer momento había asegurado que quería preservar la relación de Facundo con su hijo, este miércoles 9, junto a su abogado, Alejandro Cipolla, More se presentó para pedir que se extiende la perimetral también para el bebé. «Hay ciertos hechos que se dieron que hasta que no se haga la pericia no los puede contar, pero que hacen que evaluemos ampliar la medida», explicó el letrado.

Compungida y entre lágrimas, la joven contó que durante el feriado Ambrosioni tenía que ver al niño, pero no lo hizo. «Ayer ni siquiera preguntó por el hijo, no quiso ir a verlo», reveló.

Pero el momento más duro llegó cuando le preguntaron si ya separados, había sido nuevamente víctima de violencia por parte de su ex pareja. «Me agarró dos veces del cuello. Ya separados se desnudó en el baño y se quiso bañar. Estaban Francesco y la niñera. Para mí una persona así necesita tratamiento», contó. Tan triste estaba Morena que Iúdica decidió no exponerla y sacarla del aire. Sin embargo, lo que pasó en Involucrados puso furioso a Jorge Rial.

En los últimos días surgió la versión de que More ya tenía nuevo novio. En su cuenta de Instagram, donde publicó una foto junto con Enrique Sánchez, un amigo suyo que ya habría dejado de serlo para ser algo más