Compartir

En medio del furor por la serie sobre la vida de Carlos Monzón que emite el canal Space, Susana Giménez invitó a su programa en Telefe (domingos a las 22) al nieto del ex boxeador, Agustín Monzón.

El chico de 18 años, nieto también de Pelusa García e hijo de Silvia Monzón, se sentó en el living y se dio el gusto de preguntarle a la diva, ex pareja de Monzón, sobre la vida de su abuelo. Vale destacar que cuando el ex campeón mundial murió -en enero de 1995- Agustín no había nacido: es de 2001.

«¡Sos muy parecido a Carlos!», le dijo Susana apenas vio a Agustín. «Me encantaría ser actor. Ahora debuté en la serie de mi abuelo», contó el joven, que en la ficción tiene un pequeño papel como uno de los sobrinos del ex boxeador.

«Las cosas que habrás escuchado de mi en tu familia, je. Pelusa y yo nos encontramos después de muchos años y pude pedirle perdón. Yo no sabía que Carlos estaba casado. Los hombres te mienten y uno se lo cree», reconoció la conductora.

En ese momento, Agustín empezó con las preguntas. «¿Le gustaba estudiar a mi abuelo», preguntó. «Más o menos. Yo soy maestra y había noches que teníamos dictado. Otras noches teníamos matemáticas. También le di su primer libro».

Luego, le consultó sobre su reacción cuando le dijeron que iba a actuar junto a Monzón en La Mary, el filme de 1974. «‘Ustedes están locos. Porque es campeón pero no es actor’, me quejé. Y Tinayre dijo ‘No importa, esto va a ser increíble’. Y nadie le decía que no a Daniel Tinayre», recordó la diva.

«Carlos era mujeriego. Nos encontramos en un coctel que hizo la producción de la película. Nos presentamos y él me dio un beso en la boca. Yo estaba con mi novio. ‘¿Por qué me tiene que dar un beso?’, dije. Y él (por su novio de entonces) me decía que no me haga problema, que era el campeón. Yo me había enojado, pero después se me pasó», contó Susana ante la pregunta de cómo se enamoró de Monzón.

«Empezamos a jugar mucho al truco con todo el equipo. Yo era su compañera, y ahí nos empezamos a ser amigos», agregó la diva, que negó que sea verdad que ellos seguían a los besos luego de terminadas las escenas eróticas de la película. «No, eso no es cierto. Es un mito», aseguró.

«Era muy carismático. Una persona especial. El único problema que tuvo Carlos era el alcohol, que lo llevó al desastre total», confesó Susana, que luego habló del quiebre de su relación: «Nos separamos porque… el dejó de pelear y durante el día no tenía que hacer. Ese era su problema. Entonces iba al boliche, al bar…».

La entrevista, con cambio de roles incluido, concluyó con una última pregunta que incomodó a la diva. «¿Te hubiera gustado tener hijos con mi abuelo?», le interrogó Agustín.

«A este chico lo mato…», dijo primero Susana, y luego contestó: «No, mi amor, la verdad no. Él ya tenía muchos hijos y yo estaba a pleno con mi carrera. En bikini, en una revista…». Y para salir del paso, Susana, con humor y entre risas, cerró: «Mejor callate un poquito».