Compartir

Si bien Morena Rial le está haciendo frente a una truculenta separación -denunció a Facundo Ambrosioni por violencia de género y solicitó una restricción perimetral- disfruta de la crianza de su hijo: Francesco Benicio. Cada vez más lejos del papá de su bebé y más cerca de su familia, More sueña con el futuro de su pequeño.

En diálogo con la revista Pronto, la joven develó a qué le gustaría que Fran se dedicara profesionalmente cuando crezca. «Me gustaría que juegue al fútbol. Si empieza de chiquito, capaz tiene más posibilidades», contó, entusiasmada.

Y reflexiva, la hija del conductor de Intrusos aclaró: «En realidad, quiero que haga lo que quiera y que lo haga feliz. Es muy chiquito todavía». Su ex y su «amigovio», Enrique Sánchez, están enfocados en crecer profesionalmente en el mundo del fútbol.