Compartir

Por primera vez, Cinthia Fernández y Luciana Salazar protagonizaron un tenso cara a cara en la pista del Bailando por los celos que le genera a la bailarina el comportamiento de Luli para con su novio, Martín Baclini.

«Me agotó. Yo la tengo bloqueada, ignorada. Lo digo bien y ya fui tajante. Porque yo ya dejé de hablar y después puso un tuit», fue el comentario de Cinthia cuando Marcelo Tinelli le recordó un comentario que había hecho por redes respecto a Luli.

Al explicar el tuit donde manifestaba su afecto hacia Baclini, Salazar metió más nafta al fuego al revelar que Martín tiene un Twitter trucho, algo que Cinthia aparentemente desconocía.

«Es evidente que la quiere seguir. Tira de atrás y no viene de hablar de frente. A mí ya me hartó. Me molesta que todo el tiempo el dedo en la llaga. La única que habla de hombres es ella», manifestó Cinthia. Y agregó: «Para mí estás muerta».

«Yo no tuiteo cosas agresivas. Me parece que no está bueno tener que pelearse con las mujeres. Mirá Cinthia, lo único que hacés es mandarme agresiones. Yo miro Todo», respondió Salazar, ante la pasividad de Baclini que era un espectador más en medio de la pelea de su pareja y su amiga.

«A mí me pusieron acá. Yo me enteré que ella estaba celosa cuando empezó con las previas acá», agregó Salazar. Allí fue cuando la impotencia se apoderó de Cinthia y haciendo fuerza para contener las lágrimas disparó. «Es horrible como mujer. Es horrible Luciana, cortala un poco».

La discusión fue escalando y Tinelli tuvo que intervenir para poner paños fríos. Y para desviar la atención le pidió la opinión a Baclini, que se había mantenido al margen. «Yo lo tomé como un juego, al principio, pero se fue de las manos. Yo intenté acercar las partes, pero es imposible».