Compartir

En medio del partido entre Cerro Porteño y River, por los cuartos de final de la Copa Libertadores, Mariano Closs tuvo que dejar de relatar por un problema en su voz. De un momento a otro, Federico Bulos, que estaba como «suplente», se hizo cargo de la transmisión.

Lo más llamativo fue que poco después de ese cambio llegó el gol del Millonario. «Sepan aguantar esta garganta partida», había alertado Closs antes de dejarle su lugar a Bulos. El reconocido relator arrastraba algunos problemas en su voz desde las últimas horas. Aguantó durante todo el primer tiempo, pero en el segundo ya no pudo más.

A los seis minutos del segundo, justo antes del gol de Nicolás De la Cruz, Closs decidió no continuar con el relato. Había hecho un esfuerzo muy grande, pero ya no podía más. Casi de inmediato River empató el partido.

Durante los últimos minutos, con el partido que estaba casi resuelto para el Millonario, Bulos le mandó un saludo a su compañero y reconoció que Closs venía con molestias en su garganta.