Compartir

El fútbol le da una nueva oportunidad a Diego Maradona. Tras varias experiencias fallidas como técnico, el “10” asumió el domingo el mando de Gimnasia La Plata, club que decidió encomendarse a sus manos para evitar el traumático descenso a la “B”.

Maradona, de 58 años, fue presentado oficialmente este mediodía ante una multitud en el estadio Juan Carmelo Zerillo. Diego dirigirá una práctica abierta para socios por la tarde, antes de ofrecer una conferencia de prensa en un hotel cercano.

Los fanáticos del Lobo prepararon una «misa maradoniana» para recibir al DT, quien se emocionó hasta las lágrimas al hablarle a los hinchas.

«Yo los quiero ayudar. Ustedes me ayudaron a mí y yo los quiero ayudar. Estoy jodido de la rodilla pero no me importó venir. Voy a estar en todos los entrenamientos», dijo el DT ante una multitud en la cancha de Gimnasia.
«Nos vamos a jugar la vida. De enfrente (por Estudiantes) no digo nada, quiero ser respetuoso como no son ellos», agregó Maradona.

Por último, Diego dejó un mensaje para su plantel: «Quiero que mis futbolistas se maten por esta gente, trabar con la cabeza si es posible».