Compartir

En la mesaza de La Noche de Mirtha, cuando hablaban de las imitaciones, a raíz del trabajo que realiza Freddy Villareal, La Chiqui sacó el tema y expresó que a ella no le gusta que la imiten, «que la ridiculicen».

Fue en referencia a este tema, que Mirtha Legrand se refirió a la personificación que realizaron en Argentina, tierra de amor y venganza, de la conductora, su hermana gemela Goldie y su mamá.

La actriz Lola Poggio tuvo su aparición en ATAV, representando a las famosas hermanas, cuando saltaron al estrellato en la película “Hay que educar a Niní”, junto a la enorme Niní Marshall. Luego, un año después, Mirtha se convertiría en toda una celebridad con “Los martes, orquídeas”, acompañando al galán de esa época, Juan Carlos Thorry.

Ya después de que el personaje saliera a la luz, La Chiqui no dudó en referirse al tema y confiar que no se sintió conforme con la interpretación.

«Primero, a mi madre la hicieron española cuando no era española. Era muy argentina mi madre, maestra y directora. Después nosotras éramos rubias, rubias naturales. Yo ahora me tiño pero los tres hermanos éramos rubios», relató la conductora sobre la personificación que hicieron en la ficción.

«Así que bueno, si imitan que lo hagan bien. No me empiecen a decir maldades porque he dicho esto, es mi forma de pensar», continuó Mirtha.

Luego, cerró: «Con llamarnos simplemente mi hermano o yo les hubiéramos dado el dato».