Compartir

A menos de una semana de la viralización de las fotos de Luciano Castro (44) como Dios lo trajo al mundo, Sabrina Rojas (39) visitó el piso de Intrusos (América, lunes a viernes a las 13) y habló en detalle de todo lo sucedido.

“Vengo con ganas de hablar”, anunció la actriz, apenas se sentó en el estudio con Jorge Rial. Minutos antes, el periodista había contado el detrás de escena de cómo se gestó la sorpresiva entrevista. Según contó el periodista, el sábado por la noche cuando estaba en un evento la actriz le envió un mensaje diciéndole que quería ir a sentarse en el ciclo de América.

“Quiero aclarar por qué estoy yo y no Luciano. Porque somos un equipo y yo me muevo mejor que él en los medios, es más torpe, se enoja más rápido y yo me muevo mejor. Las fotos no son mías, pero yo también soy parte de esto”, comenzó.

“Yo sabía de la existencia de estas fotos, las estábamos esperando. Llegamos a octubre y dije ‘qué afortunado que sos, Luciano’. Esto es parte de nuestra separación del verano. Reconozco el lugar donde estaba durmiendo. Estuvimos separados casi tres meses, y cada uno hizo lo que quiso. Evidentemente, yo me moví con gente más confiable. Yo también me entretuve. Cada uno lo vivió como quiso”, contó Rojas, sobre la crisis que vivieron este verano.

“Blanqueamos qué habíamos hecho cada uno por su lado. Me contó que se había sacado unas fotos en Instagram. Me shockeó. Dije ‘sos boludo’. Tenía cero confianza con la mujer. Tenemos el historial de las personas con las que Luciano habló y tenemos indicadores. Él no borró nada. Está todo. Cuando me mostró lo que había hecho dije ‘nos van a exponer’. Claro que me enojé. Era obvio que no lo iban a cuidar”, dijo Sabrina.

https://twitter.com/AmericaTV/status/1181265687815188480

“Es un pibe que no hizo más que vivir su libertad como quiso. No quiero entrar en detalles. Estamos haciendo acciones civiles y penales para que se baje el material y llegar a las responsables. Se divirtió unos meses, la pasó bien y está perfecto. Deberías tener libertad de hacer uso de nuestro morbo como queramos. Esto es pura maldad, ni siquiera es una extorsión. Es maldad pura”, agregó. “Nosotros seguimos haciendo nuestra vida, pero hay gente que se quita la vida con situaciones así. Esto que hizo Luciano es privado”, añadió.

Luego, se tomó un minuto para hablar de la actitud de Pampita en su programa de Net TV. “Me pareció muy patético ver a cinco minas pasándose el teléfono. Mirá si cinco tipos están mirando las tetas de una mina así. Les tienen que levantar el programa. No es en contra de ella, es para que reflexionen todos en los medios”, comentó indignada, sin querer mencionar el nombre de la modelo.

“Es un bajón esto, pero salimos adelante. Nosotros vamos a salir adelante. Luciano tiene la mente muy abierta, pero hay gente a la que le pueden cagar la vida para siempre. Son cosas graves y hay que tomar conciencia. Es muy difícil llegar a la persona que dio a conocer la imagen. Lo estamos haciendo”, detalló.

Además, Sabrina contó cómo manejaron el tema con sus pequeños, Esmeralda y Fausto. “Por suerte, mis hijos no se enteraron de nada. Espero que en su colegio no pase nada. Él por supuesto lo habló con Mateo, su hijo más grande, pero es tema de ellos y no me quiero meter”, dijo. “Luciano está dolido por cómo nos expuso a nosotros, a sus hijos y a mí. Espero que haya aprendido a manejarse. Desde el instante que nos reconciliamos, le estoy manejando las redes de nuevo”, contó la actriz.

“Es una cagada, pero con el tiempo todo se cura. Dicen ‘no piensa en los hijos’, y mis hijos no tienen que saber lo que hacemos sexualmente. Es injusto que no haya más vida privada. Esto le puede pasar a cualquiera y no se puede tener el morbo que uno quiera”, dijo Sabrina.

La actriz reveló detalles de la charla que tuvieron cuando se reconciliaron y blanquearon lo que habían hecho durante la separación. “Si alguna vez tuvimos una deuda, nos hemos perdonado. He perdonado como me han perdonado. La separación nos hizo recordar que nos amamos. Incluido, este juego de seducción con otra gente. Yo le conté todo lo que hice y se la bancó como un rey. Subí a mis redes ese comentario de ‘mucho chongo como nunca’. Si no se bancaba lo que hice, sería un machirulo”, aseguró.

También durante la nota en Intrusos se refirió al mensaje de apoyo de Elizabeth Vernaci, expareja de Luciano Castro. “La Negra es una mina inteligente y sabe que mofarse de algo así no va. Ella le tiene cariño a Luciano y es buena mina”, comentó sobre la locutora.

A pura sinceridad y desdramatizando lo ocurrido, Rojas habló de cómo manejaron la separación del verano con Castro. “Hubo pases de factura, no voy a decir que no, que somos re superados. Pero lo blanqueado no te desarma. No entramos en detalles, no somos morbosos. A mí me gusta saber por si me cruzo con alguien, poder mirarla a los ojos y decir ‘yo sé’”, concluyó la actriz.