Compartir

Jimena Barón llama a su hijo “Bendi”, en lo que sería un recorte de la palabra bendición. Este sábado 30 de noviembre, la cantante acomáñó a Morrison Osvaldo a su fiesta de fin de año en el jardín, donde incluso se animó a grabar la canción de despedida.

Antes de salir para el evento, Jimena anunció que el padre del pequeño, Daniel Osvaldo, se quedaría con él durante el fin de semana, lo que ya indicaba una mejora en la relación entre ambos.

“No doy más. Me siento vieja. Voy a llorar muchísimo. Ya me preparé psicológicamente, pero sé que voy a llorar”, avisó Jimena Barón en sus historias de Instagram. Luego de denunciar por la misma vía a Osvaldo, quien llegó tarde al evento, la cantante de “Taxi voy” decidió subir una foto de familia junto a Momo y Daniel Osvaldo, algo que muchos consideraron como una posibilidad de que ambos regresen como pareja.

“Vamos carajo los padres y Momo. Feliz”, escribió Jmena junto a la imagen a la que le añadió el emoticón de un corazón. Muchos de sus seguidores son muy críticos por la relación de ambos como padres. La actriz y cantante siempre habló de los años que estuvo junto al exjugador como un período difícil y de baja autoestima para ella. Ahora, Jimena demuestra que todo pasó y que en pos de la felicidad de su hijo puede volver a sonreír con el padre de Morrison.