Compartir

Es una constante en las playas de nuestro país: la heroica (y no siempre valorada) tarea de los guardavidas que velan por los bañistas. Este sábado 18, con temperaturas superiores a los 30 grados y en medio del fin de semana más concurrido en lo que va del verano, el trabajo se presentó todavía más intenso.

En San Bernardo la jornada playera transcurría de manera habitual hasta que los silbatazos de los bañeros captaron la atención de los miles y miles de turistas que disfrutaban de sus playas. ¿Un rescate más? Así fue, y felizmente con resultado exitoso. Lo curioso en este caso es que el hombre que casi muere ahogado era Mariano de la Canal, el llamado «fan de Wanda».

El simpático mediático, que inició su carrera manifestando su devoción por Wanda Nara en ShowMatch y que encontró el éxito como conductor en la tevé de Bolivia, se encuentra en la costa presentando un espectáculo. Esta tarde se encontraba nadando cuando sintió un calambre en medio del mar y salvó su vida gracias a que un guardavidas logró socorrerlo.

El propio Mariano lo contó a través de un video que circuló en las redes sociales. «Me acaba de pasar algo horrible, la verdad es que la pasé mal… Estoy en San Bernardo haciendo temporada. Me vine al mar un rato y me agarró un calambre en la pierna, no sabía que hacer, no podía moverme… Me agarró desesperación«, cuenta mirando a cámara.

«Estuve como 5 minutos sin poder moverme, el agua me tapaba, tragué como 3 litros de agua. Gracias a Dios que pude salir, que me ayudaron… Pero la pasé mal», cierra Mariano su video, llorando y muy conmovido por la experiencia sufrida.

En otro video posteado por Ángel de Brito en Twitter puede verse el momento en que Mariano sale del mar junto a un guardavidas y otros bañistas. Se lo nota algo mareado, con señales de cansancio y shockeado. «No puedo creer que estoy vivo, la pasé horrible», afirmó.

Un verdadero susto para De la Canal, y una muestra más del gran trabajo que realizan los guardavidas en las playas de todo el país. Una tarea silenciosa pero siempre digna de reconocimiento.