Compartir

Radio Rivadavia lanzó este lunes 10 de febrero su nueva programación, con periodistas destacados y reconocidos por todos los argentinos. La AM que cuenta con la mayor cobertura territorial debido a sus repetidoras en todo el país, es una de las marcas más reconocidas de la Argentina, forma parte de nuestra cultura popular y de la vida cotidiana de los argentinos. En octubre del 2019 comenzaron a realizarse diferentes trabajos en toda la radio. Se invirtió en tecnología, se renovó el estudio central de la radio y actualmente se está renovando su Planta Transmisora.

Grilla
4 a 6 – Resumen 630 con Maria Areces 
6 a 9 – Todos juntos con Fernando Carnota
9 a 12 – Alguien tenía que decirlo con Eduardo Feinmann
12 a 14 – La oral deportiva con Fernando Niembro
14 a 17 – Tarde pero temprano con Oscar González Oro
17 a 19 – Crónica de una tarde anunciada con Nelson Castro 
19 a 21 – Segunda edición de la oral con Fernando Nembro
21 a 23 – De caño vale doble con Cecilio Flematti

La jornada arrancó bien temprano con María Areces al frente del ciclo Resumen de noticias 630, que se emite de 4 a 6 de la madrugada. Luego, continuó el periodista Fernando Carnota con el programa Todos juntos en la primera mañana. Cinco minutos antes de las 9, se realizó el pase con Eduardo Feinmann, conductor de Alguien tiene que decirlo. También se sumó a la charla Nelson Castro, quien está al frente del ciclo Crónica de una tarde anunciada.

“Fue muy impresionante para mí cuando crucé por primera vez la puerta de esta mítica casona en la calle Arenales y Pueyrredón transitar los mismos pasillos, entrar al mismo estudio, ahora hablar por estos mismos micrófonos que tuvieron tantos grandes como Cacho Fontana, Héctor Larrea, Antonio Carrizo, con quien tuve el gusto de trabajar en Radio 10, y el Gordo Muñoz con todo su equipo deportivo. Es muy fuerte y emocionante”, dijo Feinmann.

“Es fuerte para todos, lo que significa esta reconstrucción de esta marca con esta historia que increíblemente vivió lo que vivió, el calvario que vivió ¿no es cierto? Es una historia que debe ser contada y que afortunada persistió”, agregó Castro. “Eso fue gracias a los trabajadores que pusieron plata de su propio bolsillo para sostener esta radio, esta casa, esta marca”, señaló Feinmann. “Fue una radio que fue muy maltratada. Fueron maltratados los oyentes, los trabajadores y gracias a ellos esto sigue en pie”, afirmó Carnota. “Esto es gracias a empresarios argentinos que apuestan al país y a reconstruir una radio como esta”, explicó Eduardo.

Luego, llegó al estudio Cacho Fontana (87), quien se destacó en la emisora con el exitoso ciclo Fontana Show y es considerado uno de los locutores más reconocidos de la historia del país. Saludó a todos sus colegas y se fundió en un abrazo fraternal con Castro. En esta jornada tan especial aprovecharon para homenajearlo por su extensa trayectoria. Además, en los estudios 1 y 2 de Radio Rivadavia pusieron una placa con su nombre y otra con el de Héctor Larrea, otro histórico de la emisora.

Durante la charla, el locutor contó que se siente muy bien, luego de haber tenido algunos problemas de salud. “He realizado una rehabilitación muy importante en un box de Fórmula 1, estoy para correr (risas). Estoy muy agradecido y feliz. No siento nada que me haga pensar los años que uno puedo tener”, reconoció. Además, recordó sus comienzos en el éter de la mano de Luis Roberto González Rivero, más conocido como Riverito.

Durante la charla, el locutor contó que se siente muy bien, luego de haber tenido algunos problemas de salud. “He realizado una rehabilitación muy importante en un box de Fórmula 1, estoy para correr (risas). Estoy muy agradecido y feliz. No siento nada que me haga pensar los años que uno puedo tener”, reconoció. Además, recordó sus comienzos en el éter de la mano de Luis Roberto González Rivero, más conocido como Riverito.

Luego, el conductor compartió divertidas anécdotas sobre Muñoz: “El Gordo llevaba una valijita con una camisa para cambiarse cuando terminaba el partido y un termo de té para tomar”. Y recordó que su compañero de trabajo solía relatar los partidos de fútbol mientras dormía. “Yo creo que si la pelota hablara tendría la voz de Muñoz”, afirmó. Por último, Fontana repasó con cariño sus años al frente de la emisora: “Fue una etapa tan brillante, una etapa tan clara, una etapa con mucha libertad que nos daba una gran responsabilidad”.