La percepción es un desarrollo efectuado por todos y cada uno de los humanos. Por definición, hablamos de un mecanismo cerebral donde, a través de a una secuencia de asociaciones de distintas estímulos, el encéfalo interpreta una situación interna sobre lo que sucede en el ambiente. Esencialmente, la percepción se podría determinar como el acontecimiento fisiológico de la sensación.

Todo ser vivo se relaciona con el medioambiente, ya que entre las condiciones imprescindibles que debe cumplir la vida en sí es la aptitud del organismo para estar comunicado con lo de afuera, tal como la nutrición y la reproducción. No todos y cada uno de los entes vivos se relacionan de esta manera con el ámbito, pero sí que debe existir cierto nivel de percepción de lo extraño a fin de que la vida sea considerada como tal.

Por servirnos de un ejemplo, ciertas bacterias tienen dentro suyo unas construcciones conocidas como magnetosomas, que, basado en su alineamiento, dejan a los microorganismos orientarse magnéticamente en una columna de agua. Fenómenos tan sorprendentes como este nos hacen proponernos muchas cuestiones: ¿Tienen los organismos evolutivamente sencillos “sentidos”? ¿Cuáles son los canales de percepción que caracterizan a los humanos? ¿Contamos verdaderamente 5 sentidos? Si te atacan las inquietudes, despreocúpate, ya que el día de hoy abordamos todas y cada una estas temáticas y mucho más.

¿Qué son los canales de percepción?

Los canales de percepción humana o sentidos son el mecanismo fisiológico de la sensación, esto es, la recepción de estímulos (externos y también internos) a través de los órganos sensoriales. El desarrollo de percepción sucede basado en 3 pilares, que se tienen la posibilidad de sintetizar en la siguientes lista:

  • Causantes biológicos: estímulos externos captados por los 5 sentidos, que van a ser explorados en las próximas líneas.
  • Componentes sicológicos: hace referencia al grupo de procesos neuronales que efectúa el cerebro, esto es, la imagen que se crea desde los estímulos, asociándose con las vivencias precedentes para lograr reconocerlos o aprenderlos.
  • Experiencia: basado en la exposición a cierto estímulo, los humanos reaccionamos y entendemos de manera diferente lo que nos circunda.

Podemos destacar que, si bien la experiencia sea un aspecto intrínsecamente subjetivo, el resto de asimismo tienen la posibilidad de marcar la diferencia, si bien prosigan exactamente el mismo desarrollo en todos y cada uno de los humanos. Por servirnos de un ejemplo, estudios demostraron constantemente que la gente absolutamente ciegas tratan de”compensar” su condición construyendo mecanismos auditivos de una finura inusual. Si bien el desarrollo biológico sea exactamente el mismo, su avance cambia basado en las pretensiones particulares.

Géneros de canales de percepción en humanos

Vamos a contarte, de manera somera, exactamente en qué consisten los 5 sentidos. De cualquier manera, no nos demoramos bastante, ya que observamos de particular interés registrar otros canales de recepción que no se exploran comúnmente en el hombre. Vamos a ello.

1. Vista

A nivel biológico, el sentido de la visión se considera entre los mucho más esenciales en el hombre. El órgano que se hace cargo de recibir los estímulos externos y enviárselos al cerebro son, esta ocasión, los ojos. En el momento en que la luz pasa por la córnea y el cristalino del globo ocular (mediante la pupila), se forma una imagen invertida y real en la retina.

Este estímulo con apariencia de imagen es llevado por el nervio óptico a la corteza cerebral, donde se genera la interpretación del mensaje a nivel psíquico-químico. Los ojos tienen precisamente 125 millones de bastones que nos asisten a conocer las formas y 7 millones de conos que distinguen los colores, pero no bastante menos somos los seres vivos con el sentido de la visión mucho más creado.

2. Oído

El sentido del oído nos deja capturar los sonidos que se generan en el ámbito, una aptitud primordial para ubicarnos en el ambiente tridimensional y accionar basado en lo que nos circunda. El oído recopila los hechos del ambiente a través de vibraciones del medio, que fluctúan entre los 20 y 20.000 hercios.

Aparte de la audición, el aparato auditivo juega considerablemente más papeles fundamentales en el cuidado de la integridad fisiológica humana. Por servirnos de un ejemplo, el sistema vestibular ubicado en el oído de adentro es el responsable de coordinar la estabilidad. El vértigo, mareo y sencillez para tener accidentes son signos clínicos que caracterizan a la gente con un sistema vestibular dañado.

3. Gusto

El gusto nos deja detectar los sabores de los alimentos que iremos a consumir. El órgano primordial implicado en este canal de percepción es la lengua, la que está cubierta de papilas gustativas que poseen los receptores sensoriales precisos para conformar el término de “gusto” (los botones gustativos).

Como curiosidad, se puede destacar que el extensamente mencionado “mapa de la lengua” reporta muy poca información a nivel fisiológico y anatómico. De todos modos, si bien existan algunas diferencias en lo que a concentraciones de receptores del gusto tiene relación en diferentes unas partes de este órgano, las variantes se han concebido como insignificantes. El desarrollo de saborear es mucho mucho más complejo de lo que se creía anteriormente.

4. Tacto

Es la percepción de la presión, normalmente la piel. El sentido del tacto es fundamental para la supervivencia, ya que nos deja interpretar cuándo nos encontramos en riesgo basado en una secuencia de receptores expertos en la percepción de distintas peculiaridades ambientales. Profundizamos un tanto mucho más en este término en las próximas líneas.

5. Olfato

El olfato es el sentido solicitado de procesar y advertir fragancias, basado en partículas en suspensión presentes en el medioambiente (es de naturaleza química, exactamente la misma el gusto). A través del aire inspirado, estas moléculas entran en contacto con el epitelio olfatorio de la cavidad nasal que, tras una sucesión de conexiones, manda los mensajes a los bulbos olfatorios. Estos son los responsables de tratar, codificar y regentar la información a otras zonas del cerebro.

Es atrayente saber que el hombre puede advertir unos 10.000 fragancias diferentes y que, a nivel culinario, el sentido del olfato se considera como uno accesorio al gusto. ¿Jamás te has cuestionado por qué razón las comidas no nos saben a nada en el momento en que nos encontramos constipados? A lo largo de este cuadro clínico, los receptores olfativos quedan apartados por la mucosidad nasal y, por esto, perdemos un porcentaje muy alto de información en el momento de interpretar a nivel cerebral lo que nos encontramos comiendo.

Otros “sentidos” en humanos

Quedan mucho más sentidos por conocer, si bien no se relacionen directamente a los 5 bloques primordiales que te hemos exhibido. Ciertos de se asocian al tacto, al tiempo que otros reportan información interna que no se vincula a ninguno de los antes convocados directamente. En esta lista, te mostramos ciertos de :

  • Termorrecepción: abarca la percepción del calor y de su sepa. Los termorreceptores de la piel son absolutamente distintas a los que identifican la estabilidad térmico de nuestro cuerpo de adentro.
  • Nocicepción: percepción del mal. No todos y cada uno de los receptores del mal están en la piel, ya que asimismo hay en articulaciones, huesos y vísceras.
  • Propiocepción: la percepción de nuestras unas partes del cuerpo y su ubicación en un espacio tridimensional.
  • Equilibriocepción: percepción y cuidado del equilibrio.

Podría pensarse que la termorrecepción y la nocicepción son acontecimientos absolutamente unidos al sentido del tacto, pero esto no es siempre y en todo momento de esta forma. De manera intrínseca, el “tacto” abarca a todo lo que tenemos la posibilidad de sentir por medio de la piel, pero resulta que el calor, frío y mal asimismo se tienen la posibilidad de sentir en otras zonas del cuerpo internalizadas que poco tienen relación con la piel y epidermis.

Un caso de muestra de esto son los nociceptores viscerales: la mayor parte de son fibras amielínicas de prominente umbral o inespecíficas, pero registran los daños percibidos en los órganos de nuestro cuerpo. En un caso así, se recibe información de lo de adentro y, por consiguiente, resulta descabellado ligar tal acontecimiento al tacto.

Algo afín sucede con la equilibriocepción. Sí, el sistema del equilibrio está en el oído, pero no está relacionado de manera explícita y directa a la audición en sí. Un individuo sueca tiene la posibilidad de tener un preciso sentido del equilibrio, más allá de que es mucho más bien difícil sostener la posición y eludir caídas en el momento en que falta una cantidad tan enorme de información como la obtenida por el oído.

Resumen

Como has podido revisar, la clasificación propia de los canales de percepción hace aguas en varios frentes, por realmente útil que sea a nivel educacional y divulgativo. Por servirnos de un ejemplo, el mapa de la lengua se ha refutado en múltiples oportunidades, ya que dividir este órgano en partes gustativas limitadas y precisamente acotadas es, en buena medida, una falta a la realidad.

Por otra parte, los humanos “sentimos” considerablemente más de lo que se puede englobar en la visión, oído, gusto, tacto y olfato. La percepción de nuestro cuerpo, la estabilidad de nuestro sistema locomotor, el mal internalizado y la percepción del calor de adentro son acontecimientos fisiológicos que no se tienen la posibilidad de argumentar totalmente con los sentidos tradicionales. Estos problemas ponen en prueba que, cuanto mucho más entendemos de nuestro cuerpo, mucho más nos queda por entender sobre .

Referencias bibliográficas:

  • El sentido de la visión, oftalvist. Recogido a 6 de marzo en https://www.oftalvist.es/blog/sentido-de-la-vista/
  • El sentido del gusto, EDUMEDIA. Recogido a 6 de marzo en https://www.edumedia-sciences.com/es/media/478-el-sentido-del-gusto#:~:text=El%20gusto%20es%20el%20sentido,del%20gusto%20es%20la%20lengua.&text=Tambi%C3%A9n%20se%20ilustra%20la%20transmisi%C3%B3n,trav%C3%A9s%20de%20las%20fibras%20inquietas.
  • Desempeño del oído, RDR. Recogido a 6 de marzo en https://www.rdr.com.mx/desempeño-del-oido/#:~:text=El%20sentido%20del%20o%C3%ADdo%20nos,desplazarnos%2C%20no%20perdamos%20el%20equilibrio.
  • La percepción como medio de avance del sujeto. (Componentes escenciales.), UP. Facultad de Palermo. Recogido a 6 de marzo en https://fido.palermo.edu/servicios_dyc/proyectograduacion/detalle_proyecto.php?id_proyecto=1126#:~:text=La%20percepci%C3%B3n%20es%20un%20desarrollo,que%20sucede%20en%20su%20ambiente.&text=El%20ser%20humano%20se%20distingue,por%20su%20aptitud%20de%20razonar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí