Los tratamientos sicológicos, como es visible, dependen en buena medida de la población a la que van dirigidos.

Por ende, hay muchas opciones en el momento de efectuar terapia. En un caso así nos marchamos a centrar en los tratamientos centrados en la población infantojuvenil, mucho más en concreto los de edad joven, cuyo accionar está marcado por la desobediencia.

Probables trastornos sicológicos socios a la desobediencia

La tarea de los psicólogos debe de amoldarse regularmente al género de tolerante al que debe de prestarle su asistencia. Por esto, en el momento en que nos preguntamos de qué manera es la psicoterapia para jovenes desobedientes, tenemos que tomar en consideración cuáles son las especificaciones de este colectivo, ya que son las que van a marcar la manera de llevar a cabo terapia.

La adolescencia tiende a ser una temporada turbulenta en la vida de la gente. Por esto, no es de extrañar que varios de , en esta etapa, empiecen a manifestar ciertas modificaciones de la conducta, que recurrentemente se traducen en la desobediencia a la autoridad, representada primordialmente por sus progenitores.

Entre las psicopatologías que tienen la posibilidad de llegar a producir es el trastorno negativista desafiante, caracterizado, ciertamente, por una actitud negativa, desafío y desobediencia a progenitores, instructores y cualquier otra persona que logre representar una autoridad para . En datos de años pasados, como 2016, la prevalencia de esta nosología suponía entre un 3% y un 8% de los jovenes españoles.

Antes de ingresar a contestar de qué forma es la psicoterapia para jovenes desobedientes, debemos entender estos y otros datos, que son de enorme importancia para el tema que nos ocupa. Volviendo al trastorno negativista desafiante, esa nosología es en especial recurrente en hombres, encontrándose de 2 a tres ocasiones mucho más casos que en jovenes mujeres.

Pero no es la única psicopatología que puede influir de manera negativa en el accionar de los jóvenes. Otro de los ejemplos es el del trastorno disocial, que asimismo perjudica a ciertos jovenes. En un caso así, los humanos que lo sufren transgreden regularmente toda regla, con lo que es obvio que su actitud hacia la autoridad es de una desobediencia absoluta.

El trastorno disocial es otro de los que debemos tomar en consideración en el momento en que nos proponemos de qué forma es la psicoterapia para jovenes desobedientes. Para dicho trastorno, podemos encontrar que la prevalencia asimismo es mayor en hombres que en mujeres. En el total de la población joven, se calcula que entre un 1,5% y un 3,4% de los individuos sufren esta patología.

Tampoco debemos olvidarnos del trastorno por déficit de atención y también hiperactividad, puesto que, si bien sea por otros fundamentos, asimismo hace que el joven no obedezca a la autoridad muchas veces. Como ocurría en los otros ejemplos que vimos, esta nosología es más habitual en los hombres. Con en comparación con total, los estudios concluyen que habría desde un 3% a un 7% de jovenes damnificados por TDAH.

Las claves de la psicoterapia para jovenes desobedientes

Tras una primera introducción que nos permitió acercarnos a la problemática que nos ocupa, conociendo varios de los trastornos que provocan esta clase de hábitos, vamos en este momento a reforzar en la cuestión de de qué manera es la psicoterapia para jovenes desobedientes.

Para esto, vamos a comprobar las que serían las claves de este tema.

1. El diagnóstico

Para hacer una terapia sicológica en relación a las pretensiones del menor, el sicólogo deberá efectuar una evaluación que le deje producir un diagnóstico clínico. En va a poder señalar el género de trastorno, si lo hubiese, que está tolerando el joven. Podría ser ciertos que vimos en el punto previo u otro que del mismo modo estuviese influyendo en su conducta.

Del mismo modo, va a deber deducir la predominación de los componentes externos que podrían estar agudizando esa problemática. Entre los comunes es el consumo de substancias como alcohol, tabaco u otras drogas. Los efectos ocasionados por ciertas de estas substancias, tal como la abstinencia de exactamente las mismas, en el momento en que se tiene alguna dependencia, podría acrecentar hábitos antisociales, como la desobediencia.

Lo antes posible se consigua producir un óptimo diagnóstico, antes va a poder el profesional de la salud psicológica marcar un plan de actuación que deje prosperar la conducta del joven y por ende, su calidad de vida y la de la gente que le cubren.

2. El régimen

La próxima etapa será la del régimen como tal. Nos encontramos, por consiguiente, frente al corazón de la contestación a de qué forma es la psicoterapia para jovenes desobedientes. Por supuesto, no es una contestación fácil ni única, ya que va a depender fundamentalmente del diagnóstico que se haya emitido antes.

En ese sentido, ahora tenemos la posibilidad de intuir que no hay un único modo de seguir para agarrar el inconveniente de la desobediencia. Aun frente a un mismo diagnóstico, 2 expertos, singularmente si forman parte a corrientes sicológicas diferentes, podrán adoptar maneras de accionar muy dispares, logrando los dos tener éxito en la consecución del propósito.

Lo que esto significa es que, en el momento en que charlamos de de qué forma es la psicoterapia para jovenes desobedientes, debemos ser siendo conscientes de que la contestación va a depender del propio tolerante, de sus condiciones particulares, del sicólogo solicitado de asistirle a sanar y de las técnicas escogidas por exactamente el mismo.

Por ende, son múltiples las probables respuestas que tenemos la posibilidad de ofrecer a esa cuestión, ya que, si bien va a haber casos con especificaciones afines, la verdad es que cada uno va a contar con un régimen completamente condicionado al tolerante, al terapeuta y a sus propios contextos particulares.

3. Los progenitores

Un factor que nunca hay que olvidar al tratar la pregunta de de qué manera es la psicoterapia para jovenes desobedientes, es el de la figura de los progenitores. Los progenitores son, en la mayoría de los casos, la figura frecuente de autoridad para los jovenes. Por ende, si estos están manifestando una conducta de desobediencia, lo mucho más posible es que los progenitores se vean damnificados por esta cuestión.

En consecuencia, y de cara a poder llevar a cabo la terapia mucho más eficiente, el sicólogo debe trabajar, no solo con el joven, sino más bien asimismo con su padre y su madre, o la gente que sean sus tutores legales. Muchas veces, los actos de desobediencia están generados y/o mantenidos por un desequilibrio en la relación entre el tolerante y sus progenitores.

Es por esto que se torna primordial investigar esa relación para estudiar los puntos donde se está provocando la fricción y poder proponer resoluciones sobre esto. Si bien es dependiente siempre y en todo momento del diagnóstico y del régimen escogido, como ahora vimos, vamos a detallar entre las probables técnicas que se tienen la posibilidad de ofrecer a fin de que los dos trabajen en grupo.

4. Técnicas

Hablamos de la economía de fichas. Si bien esta es una técnica utilizada con una mayor frecuencia en la población infantil, si se amolda convenientemente asimismo puede ser útil con jovenes. Esta es una técnica correcta para poder ediciones de conducta a través de el condicionamiento operante, con lo que puede servirnos de ejemplo sobre de qué manera es la psicoterapia para jovenes desobedientes.

La primera cosa que los progenitores deberían llevar a cabo sería detectar todos y cada uno de los elementos de los que goza el joven, que son proporcionados por mismos. Los mucho más usuales son la utilización del teléfono u computador, la conexión de internet, la paga, los juegos para videoconsolas, etcétera. Hasta el día de hoy, el menor había gozado de todos de una forma aproximadamente libre.

Al ingresar la economía de fichas, esta situación cambia. Lo que se hace es poner un precio a todas esas ocupaciones o elementos, pero no en dinero, sino más bien en fichas, que va a ser una divisa simbólica que el joven va a poder conseguir en lugar de efectuar estas tareas, a las que previamente se negaba y por ende mostraba desobediencia.

La meta es visible: motivar al menor para obedecer y realizar las ocupaciones designadas, puesto que va a percibir que al llevarlo a cabo va a poder hallar las fichas que le dejarán “comprar” sus permisos, que previamente daba por sentados pero que en este momento le suponen un coste. La cuestión es que dicho coste se termina reduciendo, exactamente, a la obediencia que antes no mostraba.

Así, y bajo los criterios del condicionamiento operante, se puede arrojar luz a el interrogante de de qué forma es la psicoterapia para jovenes desobedientes, con una técnica tan famosa y eficiente como es la de la economía de fichas. Es esencial reiterar que este es solo un caso de muestra de herramienta.

La decisión de exactamente las mismas y de la terapia por norma general, como ahora hemos dicho, es una cuestión que va a depender completamente del profesional en cuestión y de su método, tras ver las especificaciones del tolerante y de su ambiente.

Referencias bibliográficas:

  • Céspedes, A. (2007). Pequeños con pataleta, jovenes desafiantes. De qué manera conducir los trastornos de conducta en los hijos. Ediciones B. Conjunto Z.
  • Gil-Iñiguez, A. (2014). Intervención en un caso de un joven con inconvenientes de conducta. Gaceta de Psicología Clínica con pequeños y jovenes.
  • Matalí, J. (2016). Jovenes con trastornos de accionar. ¿De qué manera tenemos la posibilidad de advertirlos? ¿Qué hay que realizar? Barcelona: Hospital Sant Joan de Déu.
  • Navarrete, L., Ossa, C. (2013). Estilos parentales y calidad de vida familiar en jovenes con formas de proceder disruptivas. Ciencias sicológicas.
  • Soler, F., Herrera, J.P., Buitrago, S., Barón, L. (2009). Programa de economía de fichas en la vivienda. Diversitas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí