La expansión del COVID-19 en todo el mundo a lo largo del año 2020 cambió completamente nuestra forma de vida, y eso tuvo distintas secuelas.

Una de las maneras en las que el ciudadano medio mucho más pudo presenciar estos cambios fué a causa del aislamiento impuesto por causas sanitarias. Ahora analizaremos este fenómeno tal como las consecuencias que pudo desatar a nivel psicológico en varias personas, esto es, los efectos sicológicos del aislamiento por pandemia.

Los primordiales efectos sicológicos del aislamiento por pandemia

Para lograr zambullirnos en la problemática de los efectos sicológicos del aislamiento por pandemia, debemos efectuar una introducción que nos asista a ubicarnos contextualmente. La llegada del coronavirus y su extensión por casi todas las zonas de todo el mundo, supuso una separación, por lo menos momentánea, con el modo de vida de bastante gente.

Este abrupto cambio vino dado, primordialmente, por una sucesión de confinamientos, aproximadamente duros dependiendo de la zona donde se dictaminaron, pero de carácter severo en prácticamente todos los países occidentales. A causa de esas novedosas reglas, establecidas para supervisar los focos de contagios y calmar de esta manera el colapso de los sistemas sanitarios, la mayoría de la población se vio obligada a mantenerse en sus domicilios.

De entre todas y cada una de las adversidades que este encierro ha podido sospechar para los ciudadanos en muchas esferas de sus vidas, vamos a centrarnos en concreto en los efectos sicológicos del aislamiento por pandemia. Hay que tener en consideración que, lógicamente, esta cuestión no afectó a todas y cada una la gente por igual, ya que las condiciones personales, sociales y sicológicas de cada uno de ellos transforman su caso en único.

No obstante, se tienen la posibilidad de obtener ciertas generalidades que, más allá de que no aplican para el total de la población, sí que lo hacen para un conjunto suficientemente importante para transformarse en un aspecto destacable. Sabiendo estas consideraciones, en el próximo punto vamos a poder examinar ciertos de tales efectos, ahondando en las causas y las secuelas de cada uno.

Aislamiento por pandemia

Los efectos sicológicos del aislamiento por pandemia mucho más esenciales

Cuando poseemos claro el contexto en el que se ubica esta problemática, y que los impactos ocasionados por exactamente la misma no deben accionar igual sobre todas y cada una la gente, tenemos la posibilidad de pasar a investigar los distintos efectos sicológicos del aislamiento por pandemia.

1. Sintomatología deseosa y depresiva

El primer efecto y indudablemente el mucho más abundante, en tanto que bastante gente lo experimentaron en mayor o menor nivel, es el avance de sintomatología deseosa y/o depresiva. Es esencial tener en consideración el ámbito en el que este aislamiento se causó, para comprender este aspecto.

Y sucede que no se trataba solo de un encierro, sino acarreaba una situación de total indecisión y de temor hacia un factor, en un caso así el coronavirus, sobre el que la población solamente sabía nada. Encima, el bombardeo mediático sobre los contagios y las víctimas fue incesante. Estas cambiantes supusieron el caldo de cultivo perfecto para acrecentar la ansiedad y las malas intenciones en bastante gente.

Fue tal como una gran parte de la población padeció el primero de los efectos sicológicos del aislamiento por pandemia. Y su consecuencia fue escalofriante. Para reflejarlo de una forma gráfica, tenemos la posibilidad de atender al apunte de venta de medicamentos calmantes y antidepresivos a lo largo del intérvalo de tiempo de la pandemia y equipararlo con el de otros años.

En países como España o México, esta comparativa resulta espeluznante, en tanto que se ha doblado la proporción de fármacos aplicados a tratar la ansiedad y la depresión, lo que revela la llegada de esta cuestión.

2. Incremento de la fobia popular

La fobia popular es una manera de ansiedad pero en un caso así desencadenada a causa de ocasiones sociales, o sea, frente a la interacción con otra gente. Semeja paradójico que este sea entre los efectos sicológicos del aislamiento por pandemia, pero tiene una explicación lógica. De todos modos, este fué un efecto que afectó a posteriori, pero a un rango muy preciso de la población.

Hablamos de esos que sufrían de fobia popular o tenían una alguna inclinación hacia un accionar que encajase en tal cuadro. Estas personas, que partían con adversidades para confrontar a las relaciones sociales, se vieron de súbito frente a una situación que impedía estas relaciones prácticamente completamente, lo que en un primer instante redujo la opción de padecer ansiedad gracias a ellas.

No obstante, una vez terminado el encierro, estos individuos debieron confrontar nuevamente a su día a día, cumpliendo con las medidas requeridas por la novedosa legislación, pero aún de esta forma expuestos a la oportunidad de tener relaciones con otra gente. Tras un largo periodo de tiempo en el que esto no podía suceder, este suceso supuso un empeoramiento en la administración de la ansiedad por personas con fobia popular.

3. Deterioro de funcionalidades cognitivas

Otro de los efectos sicológicos del aislamiento por pandemia fue, según una investigación de Joanne Ingram y ayudantes, el del deterioro cognitivo. Este conjunto de autores verificó que una parte de la población, en especial la gente de avanzada edad, padeció esta condición frente la carencia de interacción popular impuesta por el confinamiento.

Se equiparó el desempeño de un conjunto de individuos en tareas similares con la memoria, la atención, la educación y otros ejercicios, durante 13 semanas. Los autores lograron ver que los sujetos rendían mejor en el momento en que estaban en una situación personal donde podían interaccionar con otra gente, al paso que su desempeño era peor a lo largo de las condiciones del encierro y aislamiento.

4. Agobio postraumático

La experiencia vivida por bastante gente en todo el coronavirus ha supuesto un encontronazo sensible mayor del que pudieron aguantar, singularmente si han vivido de cerca algún caso de gravedad o aun de fallecimiento. Este suceso pudo ser traumático para muchos individuos y haberles generado agobio postraumático, lo que podría llevarles a rememorar ese malestar más adelante.

Este pertence a los efectos sicológicos del aislamiento por pandemia que hacen mucho más patente el encontronazo que la crisis del coronavirus tuvo sobre la salud psicológica de la población, puesto que ciertas de sus consecuencias pudieron mantenerse escondes en el transcurso de un tiempo y haber aflorado cierto tiempo después, como es el agobio postraumático.

La gente que hayan sufrido esta nosología, precisarían asistencia para hallar reprocesar esos acontecimientos vitales que, al tener una carga sensible exageradamente elevada, no fueron apropiadamente procesados y prosiguen provocando esos pensamientos malos de forma reiterada.

5. Avance de hipocondría

Pero estos no son los únicos efectos sicológicos del aislamiento por pandemia. Al haber vivido un tiempo de tensión extrema en un contexto de inseguridad sobre la salud, esas personas que tuviesen una alguna predisposición a la hipocondría, podrían haber creado esta psicopatología.

Además de esto, no se debe olvidar que la información que se tenía en un comienzo sobre el COVID-19, en el momento en que empezó el confinamiento, escaseaba, aun con relación a los síntomas. De ahí que, era recurrente que varios individuos, frente al mucho más mínimo síntoma de malestar, como un cefalea o tos, sintiesen que habían podido ser contagiados, con la coherente ansiedad que ello les generaba.

6. Deterioro físico

Si bien hablamos sobre los efectos sicológicos del aislamiento por pandemia, no tenemos la posibilidad de parar de prestar atención al deterioro que bastante gente padecieron a nivel físico, así sea por la carencia de ejercicio a la que estaban sujetos al no poder salir de sus viviendas, o la falta de vitamina D al no estar expuestos al sol prácticamente en ningún instante.

Estas cuestiones asimismo tienen una influencia sobre el estado anímico y al fin y al cabo, el estado psicológico de los individuos, que podían presenciar un malestar por este motivo.

7. Ansiedad por separación

Como ocurría con otros de los efectos sicológicos del aislamiento por pandemia, el de la ansiedad por separación es una cuestión que brotó más tarde, singularmente en ciertos pequeños. El confinamiento provocó que varios integrantes de una misma familia pasaran juntos las 24 horas del día durante múltiples semanas, al no poder ayudar a los centros institucionales ni laborales, habitualmente.

En el momento en que esta situación cambió y se reanudaron las obligaciones y por consiguiente los que corresponden traslados, varios pequeños habían creado la llamada ansiedad por separación, y por ende vivieron malestar psicológico en el momento en que se vieron apartados de su familia por vez primera en bastante tiempo.

8. Faltas en exploración

Para llenar esta lista de efectos sicológicos del aislamiento por pandemia, llegamos al déficit de formas de proceder de exploración que padecieron varios pequeños, singularmente los de edades mucho más tempranas.

La obligación a mantenerse en los domicilios y por ende no poder proceder a otros sitios ni interaccionar con mucho más personas que las que vivían logró que los bebés y los pequeños no tengan la posibilidad de examinar tanto como podría haber sido deseable.

Si bien estos no son todos y cada uno de los efectos que el aislamiento ha podido producir, son varios de los mucho más reseñables.

Referencias bibliográficas:

  • Broche-Pérez, Y., Fernández-Castillo, Y también., Reyes Luzardo, D.A. (2021). Secuelas sicológicas de la cuarentena y el aislamiento popular a lo largo de la pandemia de COVID-19. Gaceta Cubana de Salud Pública. SciELO Public Health.
  • Ingram, J., Hand, C., Maciejewski, G. (2020). Popular isolation during COVID-19 lockdown impairs cognitive function. Applied Cognitive Psychology.
  • Ramírez-Ortiz, J., Castro-Quintero, D., Lerma-Córdoba, C., Yela-Ceballos, F., Escobar-Córdoba, F. (2020). Secuelas de la pandemia Covid 19 en la salud psicológica socias al aislamiento popular. Facultad Nacional de Colombia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí