No todo el planeta tiene exactamente la misma aptitud de retención de conocimiento. No obstante, hay maneras de progresar la memoria.

Entre las técnicas mucho más conocidas para conseguir este propósito es la que se conoce como el palacio de la memoria. Vamos a dedicar este producto a investigar dicho procedimiento, conociendo las peculiaridades que lo hacen diferente al resto y donde supuestamente reside su efectividad.

Qué es el palacio de la memoria. Definición y también historia

El palacio de la memoria, asimismo popular como el procedimiento de loci, la técnica del palacio de la cabeza o aun el viaje de la memoria, es un recurso para acrecentar la aptitud de retentiva, cuya base es la generación mental de un ámbito espacial popular por el sujeto, el que actuará como guía para hacer más simple el recuerdo.

Si bien puede parecer un procedimiento moderno y puntero, la verdad es que este sistema se encuentra dentro de los métodos mnemotécnicos mucho más viejos que se conocen. Su origen data de entre el siglo VI y el siglo V a.C. La persona que lo dio a entender fue nada menos que Cicerón, jurista, escritor y personalidad generalmente del Imperio De roma.

Cicerón aprendió el sistema del palacio de la memoria de otro creador, Simónides de Ceos, un poeta de la Grecia tradicional, que fue el que, sin saberlo, desarrolló un procedimiento de recuerdo por medio de un hecho fortuito. Simónides estaba en la casa de Scopas, un hombre pudiente que le había encontrado a fin de que le escribiera un poema en su honor y lo relatara enfrente de sus convidados.

No obstante, en el momento en que Simónides acabó, Scopas no quedó satisfecho, ya que adujo que en el artículo se citaba mucho más a otras personalidades (mitológicas) que a mismo, que era el personaje principal, con lo que decidió pagarle solo la mitad de lo acordado, emplazando a Simónides a hallar el resto del dinero en los hogares de los otros individuos convocados en el poema.

Pero, solamente dejar el sitio, sucedió un temblor de la tierra, que redujo ese y otras viviendas de la región, a escombros. En el momento en que se trató de saber quién había fallecido en casa de Scopas, la tarea de Simónides fue de un enorme valor, merced al palacio de la memoria. ¿De qué forma fue esto viable? Merced a la manera en la que Simónides almacenó los recuerdos.

Este hombre fue con la capacidad de detectar todos y cada uno de los cuerpos encontrados, pues recordaba la situación precisa que ocupaba todos los presentes en casa de Scopas. Por ende, usando del palacio de la memoria, solo debió realizar un paseo mental mediante la estancia donde había estado un tiempo antes, y detectar uno por uno a todos y cada uno de los presentes.

Este es el origen del llamado procedimiento de loci, que recibe asimismo este nombre en tanto que, en latín, el término loci significa “de los sitios”, y se refiere al empleo de la referencia espacial, o sea, al rincón específicamente, como sistema para conseguir rememorar de una forma mucho más fácil y con mucho más aspecto.

Restauración del procedimiento en la Edad Media

Pero ese no fué el único instante histórico en el que se ha usado el palacio de la memoria. Numerosos siglos después, situándonos ahora en la Edad Media, fueron numerosos conjuntos de frailes, cuya labor era retener distintas unas partes de la Biblia con el propósito de narrar estas escrituras después sin precisar leerlas.

Aun el teólogo y pensador, Tomás de Aquino, mentó esta metodología y la aconsejó como entre los medios para estudiar, meditar y conseguir el propósito que los cristianos tenían en la piedad. No fue el único que revitalizó la utilización del procedimiento de Loci. Matteo Ricci, misionero jesuíta, se valió de este sistema para intentar mover los entendimientos del cristianismo a los países de Oriente.

En verdad, fue nuestro Ricci el que bautizó a esta metodología con la expresión de palacio de la memoria. Después, hacia finales del siglo XV, el astrónomo Giordano Bruno trató de usar las constelaciones zodiacales como zonas exclusivas con las que recordar conceptos.

No obstante, no todo el planeta aprobaba la utilización del palacio de la memoria. Para ciertas autoridades, este modo de hacer conocimiento no se adecuaba a eso que los ordenes divinos ordenaban. Era la situacion de los exagerados protestantes de Inglaterra, populares como puritanos, cuyos razonamientos fueron apoyados por Erasmo de Rotterdam.

A lo largo de otra extendida temporada, el palacio de la memoria quedó en desuso. Pero fue en el siglo XIX en el momento en que se recobró y se empezó a utilizar de forma progresiva, alcanzando su máxima popularidad en USA, en todo el siglo XX. En verdad, esta fue la metodología usada por los triunfadores del Campeonato de Memoria de EEUU, efectuado en 1997.

De qué manera marcha el palacio de la memoria

Ahora conocemos la historia del palacio de la memoria o procedimiento de loci. En este momento vamos a reforzar en los elementos en los que fundamenta su efectividad como regla mnemotécnica. El sistema es el próximo: la persona que quiere rememorar una sucesión de elementos, la primera cosa que debe llevar a cabo es seleccionar un espacio espacial que conozca bien, por servirnos de un ejemplo una vivienda o la salón de algún edificio.

Esas imágenes están alojadas en la memoria en un largo plazo, con lo que hablamos de recuerdos de calidad. La persona efectuará un paseo mental por este sitio estableciendo una secuencia de jalones, o locis, esto es, de sitios. En todos estos puntos, tratará de ver entre los elementos que quiere rememorar, viéndolo físicamente allí.

El próximo paso va a ser, de qué forma no, el de la restauración del recuerdo. Para esto, el sujeto volverá a efectuar el paseo por las imágenes mentales del sitio que había usado como guía. Mientras que “anda” por la estancia o el espacio evocado, se va a parar en frente de todos los locis. En todos estos sitios, “observará” el elemento que había memorizado.

Es tal como se explota todo el potencial que proporciona el sistema del palacio de la memoria. Si se adiestra lo bastante, puede ser usado para rememorar largas cadenas de elementos. Por supuesto, las habilidades particulares que cada sujeto tenga de base asimismo van a marcar una diferencia.

En ese sentido, podemos encontrar a vencedores mundiales de memoria como Clemens Mayer, que llegó a emplear un paseo mental con 300 paradas en las que repartió 1040 números para lograr recobrarlos tras 30 minutos de memorización. Dominic O’Brien se ha valido de esta técnica para proclamarse vencedor de todo el mundo de memoria nada menos que en ocho oportunidades.

Otro profesor de la mnemotecnia, Gary Shang, fue con la capacidad de recordar mucho más de 65.000 decimales del número pi, llevando al radical las virtudes del palacio de la memoria. Esta hazaña, como resulta lógico, está al alcance de escasos, por más que se llegue a controlar el procedimiento de loci.

Entrenamiento del palacio de la memoria en seis semanas

En el estudio de 2021 del equipo de estudiosos comandado por Wagner, se emplea el palacio de la memoria para revisar el desempeño que podrían llegar a presenciar un conjunto de individuos en frente de individuos expertos en la utilización de distintas reglas mnemotécnicas.

En una primera etapa, los autores se centraron en el conjunto de deportistas mentales, aprendiendo los métodos empleados por estos individuos, que en ciertos casos estaban entre las 50 personas de todo el mundo mejor clasificadas en los registros de aptitud memorística, con lo que hablamos de los individuos con las mucho más altas capacidades en tal especialidad.

En relación a los individuos con habilidades de memorización media, se establecieron 2 conjuntos, uno al que se le aplicó un entrenamiento de seis semanas en distintas métodos para hacer más simple el recuerdo mediante imágenes, entre aquéllos que estaba el palacio de la memoria. El otro fue el conjunto control, que no recibió dicho entrenamiento.

El interés del estudio recayó en la aplicación de la técnica de resonancia imantada, para ver qué sucedía en el cerebro de estas personas en el momento en que recobraban los recuerdos que habían codificado a través de esta metodología. La activación de la corteza prefrontal del costado fue reduciendo en todo el desarrollo.

Por otro lado, se observó actividad en especial en la región del hipocampo y el neocórtex durante la etapa de consolidación de los recuerdos a través de el palacio de la memoria. El estudio se extendió a lo largo de 4 meses para lograr comprobar los desenlaces en un largo plazo. La investigación deja entender gráficamente los procesos cerebrales latentes a este procedimiento memorístico.

Referencias bibliográficas:

  • Hale-Evans, R. (2006). Mind performance hacks: Consejos & tools for overclocking your brain. O’Reilly.
  • Legge, Y también.L.G., Madan, C.R., Ng, Y también.T., Caplan, J.B. (2012). Building a memory palace in minutes: Equivalent memory performance using virtual versus conventional environments with the Method of Loci. Acta psychologica. Elsevier.
  • López, M., Jústiz, M., Cuenca, M. (2013). Métodos, métodos y tácticas para recordar: medites primordiales para la actividad de estudio eficaz. Humanidades Médicas.
  • López, M. (2016). El palacio de la memoria. Círculo de Escritores. Facultad Iberoamericana Puebla.
  • Wagner, I.C., Konrad, B.N., Schuster, P., Weisig, S., Repantis, D., Ohla, K., Kühn, S., Fernández, G., Steiger, A., Lamm, C., Czisch, M., Dresler, M. (2021). Durable memories and efficient neural coding through mnemonic training using the method of loci. Science.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí