La administración de equipos es un área de trabajo tan complicada como dinámico; el modo perfecto en el que es viable ordenar, dinamizar y supervisar equipos y departamentos es muy sensible a las transformaciones sociales, culturales y económicas que suceden regularmente. Es por este motivo que la experiencia práctica es primordial para tener éxito en este campo.

El día de hoy entrevistamos a alguien que a lo largo de años pudo ir comprendiendo por sí solo las lógicas que rigen la administración de equipos, y que tiene dentro estos entendimientos teorético-prácticos a su trabajo con compañías y con entrenador. Hablamos de Luis Carchak, quien últimamente ha anunciado el libro “Coaching de equipo para la práctica”.

Entrevista a Luis Carchak, creador de “Coaching de equipo para la práctica”

Luis Carchak es Executive Entrenador MCC en Escuela Europea de Coaching y Directivo del Programa de Coaching de Equipos, tal como creador del libro “Coaching de equipo para la práctica”. Durante esta entrevista nos charla sobre las ideas que quedaron plasmadas en esta obra.

Coaching de equipos en la práctica

¿De qué forma brotó la iniciativa de redactar “Coaching de equipos en la práctica”?

Durante mi vida profesional, he buscado juntar la acción (de mis principios en el planeta de la educación física y el deporte) con la investigación (soy licenciado en Sociología) para poner los dos campos al servicio de las organizaciones.

En el coaching de equipo me permitió integrar estas 2 vertientes, de acción y también investigación, aparte de agarrar la sensibilidad de la mirada latina de las conmuevas y el rigor de las compañías de europa en el momento de ver los desenlaces.

He podido comunicar, en las dos riberas del Atlántico, aprendizajes y fortalezas entre las organizaciones y los equipos a los que he acompañado, y entrenar a coaches de equipo en Escuela Europea de Coaching.

Hay una variable mucho más que enseña de qué manera aparece el libro y es mi pertenencia a ICF, desde cuyo estricto marco ontológico he efectuado mi tarea, prestando asistencia a la expansión y también institucionalización del coaching ejecutivo desde sus principios como una parte del equipo fundado de ICF en España.

Intento trasmitir la iniciativa de que «experiencia no es lo que hacemos, sino más bien lo que aprendemos con lo que hacemos».

¿Cuál piensas que es la filosofía del coaching de equipos que plasmas en las páginas de esta obra?

Hablamos de acompañar a los equipos en ocasiones comunes a fin de que lleguen a ser cohesivos y funcionales. He madurado las artesanías para interaccionar con el equipo mientras que prosigue operando y que logre poner sus reglas y determinar su norte, y el líder, tomar resoluciones, determinar la agenda y fijar algunos rituales de retroalimentación y de retroalimentación.

Estos aprendizajes nacen de la interacción activa entre la práctica y la teoría, de haber ido enriqueciendo mis distinciones como entrenador de equipo desde autores como Segne, Lencioni, Cardon, Nardone, Robertston, Shelman, Hamel, Espinal, Rosenberg, Taleb, Leloux…

Como entrenador, ¿cuáles son los primordiales aprendizajes que te dió la experiencia en el campo del coaching de equipos, y que piensas que no habrías interiorizado si te hubieses con limite a estudiar la teoría?

Mi intención fué enseñar una opción alternativa, un desarrollo preciso a fin de que los equipos logren hallar respuestas diligentes y lograr desenlaces eludiendo empantanarse en viejas opiniones improductivas; prestar una iniciativa para delimitar el padecimiento de las diálogos disfuncionales. Para mí, la artesanía radica en que las diálogos ocurran, fluyan y se completen sin los desgarros sentimentales que son tan recurrentes en las organizaciones.

He procurado ofrecer reflejar un marco de distinciones para agrandar la mirada sobre el equipo como sistema complejo. Asimismo espero ofrecer a comprender de qué manera estructurar un desarrollo de acompañamiento de equipos y, como es natural, con qué artesanías llevarlo a cabo.

¿Cuáles son los primordiales mitos sobre la administración de equipos que piensas que tu libro contribuye a dejar atrás?

El primero es que hay que estar en el equipo para operar con él. Entrenador de equipo está fuera del sistema observando el sistema. Evidentemente, un sistema solo por el hecho de ser visto se está cambiando y también procura enseñar la mejor versión de sí. Pero el coaching de equipo contribuye un mínimo de interacción y desmitifica el mito de la intervención, donde aquel que participa se asigna un poder y una aptitud de elegir sobre el que no posee ese poder.

En el coaching de equipo el equipo siempre y en todo momento tiene absoluta soberanía sobre su trabajo, poder de resolución en un 100 por ciento. El entrenador de equipo rompe el mito de asesorar y abre el sendero de acompañar.

Y el enorme mito que destroza el coaching de equipo es que lo mucho más absurdo en los equipos es jugar a tener razón. En equipos complejos y multidisciplinarios, el enorme reto es jugar a ponerse en concordancia no a tener razón. Pero entonces, toda la práctica de aquel que acompaña al grupo a comprender esta distinción, esta novedosa forma de relacionarnos para generar nuevos desenlaces desde la variedad, va a ser el primero en abandonar tener razón, el entrenador de equipo se expone vulnerable y trabaja desde las cuestiones y no desde las respuestas.

El saber charla, la sabiduría escucha. Las diferentes maneras de interacción de las sociología con los equipos fueron desde el saber. El coaching de equipo trabaja desde el interrogante, desde el largo sendero hacia la sabiduría.

Durante las mucho más de 2 décadas que llevas haciendo un trabajo como entrenador de equipo, ¿de qué manera fueron mudando las activas de trabajo en las compañías?

Nuestro ambiente está mudando vertiginosamente, impulsado más que nada por las tecnologías digitales y la globalización, que hacen que lo que hasta la actualidad funcionaba en las compañías por el momento no tenga sentido y haya dejado de ser eficiente. Y el liderazgo es parte importante de ese desarrollo. Vimos una evolución hacia equipos más capaces y hacia un liderazgo más capaz.

En la actualidad charlamos bastante de metodologías “ágiles” que trabajan a fin de que el sistema destinado al norte sea el que tire. Esto es, que con un mínimo de composición de management, la organización se afirma de que sea el deber lo que le dé tracción.

En lo que se refiere al liderazgo, por el momento no pensamos al líder como un sujeto apartado, es una parte del sistema, es una función, y esa es estar al servicio de que el equipo, el sistema, consigua sus propósitos. El líder señala el qué y obsequia el cómo, y se esmera a fin de que las cosas sucedan, si bien jamás disponga de todos y cada uno de los capitales que precisa ni de toda la multitud que quisiese. Al fin y al cabo, el líder crea el contexto sensible a fin de que las cosas ocurran. El entrenador de equipo acompaña en esa tarea.

¿Para qué exactamente género de leyentes y lectoras está planeado el libro?

Si bien el libro lleva por nombre “Coaching de equipos en la práctica” y está concebido para alimentar de novedosas herramientas, distinciones y metodologías a los coaches de equipo, con esta metodología desde Escuela Europea de Coaching entrenamos a líderes para su mejor tarea en los equipos y, naturalmente, es la manera en que entrenamos a los equipos para ser cohesivos, eficaces y asertivos.

Por consiguiente, si eres integrante de equipo, si eres líder de equipos o supervisas equipos, y asimismo si eres entrenador de equipo, te servirá. Y en el caso de que seas un entrenador ejecutivo que desea empezar a evaluar las virtudes y los desenlaces del coaching de equipo, indudablemente, te servirá para ir mudando la forma de ver, ya que vas a dejar de ver poniendo el foco en personas para poner el foco en el equipo como sistema.

“Coaching de equipos en la práctica” es la manera en que entrenamos para mantener en los equipos el capital de conexión, empatía y seguridad que precisan para generar desenlaces.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí