Nos la observamos cada día en el espéculo y, más allá de que la reconocemos de manera fácil como nuestra, varios de nosotros entendemos poco o nada de lo que bajo la piel aloja.

La cara es una sección familiarmente famosa de todos, prácticamente la que mucho más. Es aquello que nos ofrece, por de esta forma decirlo, personalidad exterior ya que en un planeta donde las apariencias importan la cara es de lo más esencial: es nuestra carta de presentación.

Bajo ella logramos hallar varios huesos, varios de ellos extraños para la mayor parte de personas ya que, pese a ser tan esencial, es la parte anatómica que menos se estudia en las academias. Por este motivo acercamos aquí la lista con los primordiales huesos de la cara, qué construcciones constituyen y con qué se introducen.

¿Cuáles son los huesos de la cara?

Si bien seamos personas poco narcisistas, la cara es esa una parte del cuerpo que mucho más nos preocupa, ya que nuestro aspecto es dependiente bastante de ella. Pero a pesar de que es esa parte corporal que nos la observamos cada día, mirándonos en el espéculo mientras que nos arreglamos por la mañana, es asimismo esa enorme ignota ya que las capas de piel que en ella están nos previenen ver la dificultad ósea que tiene.

Anatómicamente, tenemos la posibilidad de determinar a la cara como un conglomerado óseo ubicado en la parte de abajo y previo de la cabeza. Esta composición se constituye de varios huesos pese a ser una zona parcialmente pequeña, siendo el total de construcciones óseas que en ella se tienen la posibilidad de conseguir unas catorce. De estos catorce huesos seis forman pares y 2 son impares o únicos, localizados cerca de la línea media facial y albergando en sus distintas cavidades los órganos de la mayor parte de los sentidos.

1. Maxilar superior

El maxilar superior está conformado por unos cuantos huesos cortos y también irregulares aplanados de adentro hacia afuera. Este muestra 2 caras, una interna y una externa, y asimismo 4 bordes y 4 ángulos. Su borde inferior sirve de inserción para los dientes de la arcada superior, o sea, los dientes de la mandíbula superior.

Esta composición se articula con:

  • El maxilar del lado contrario en la línea media.
  • El de adelante y el etmoides, adjuntado con los huesos propios de la nariz por arriba.
  • Los palatinos y el vómer hacia el medio y por detrás.
  • Da forma a una parte de la órbita ocular y de las fosas nasales.
Maxilar superior

2. Palatinos

Los palatinos son unos cuantos huesos cortos y también irregulares, situándose uno en el lado derecho y otro en el lado izquierdo. Se sitúan tras el maxilar con el que se articulan hacia enfrente.

Estos huesos se articulan con:

  • El otro palatino del lado contrario.
  • El esfenoides por detrás.
  • El vómer y las conchas nasales inferiores por arriba.
  • Constituyen una parte de las fosas nasales.
Hueso palatino

3. Cigomáticos o hueso malar

Los cigomáticos son 2 huesos cortos y también irregulares ubicados en la parte mucho más externa de la cara, justo a la altura de las mejillas y, en verdad, son populares asimismo como los huesos malares o los pómulos. Su forma es aplanada de fuera a adentro y, al tener 4 bordes con sus propios 4 ángulos, su forma recomienda la de un cuadrilátero. Muestra 2 caras, una externa y otra interna, que están en la cara inferior y del costado al de adelante.

Los cigomáticos se articulan con:

  • El de adelante por arriba.
  • Los maxilares superiores abajo.
  • Los temporales por los lados.
  • Dan forma a una parte de la órbita ocular.
Hueso malar

4. Hueso nasal

El hueso nasal, asimismo llamado hueso propio de la nariz, es un hueso par puesto a cada lado de la línea media y que se posiciona justo en la parte de arriba de la nariz humana, siendo en verdad la única composición exterior de esa zona que está compuesta por tejido óseo, en concreto una lámina cuadrilátera con 2 caras y 4 bordes.

Esta composición se articula con:

  • El hueso de adelante por arriba.
  • El maxilar superior abajo.
  • El otro lado del hueso propio de la nariz y el etmoides.
  • Compone una parte de las fosas nasales.
Hueso nasal

5. Cornetes o conchas nasales inferiores

Los cornetes son 2 huesos ubicados en la parte de abajo de las fosas nasales. Su otro nombre, el de conchas nasales inferiores, señala que pertenecen a las fosas nasales. Muestran 2 caras, una interna y otra externa, 2 bordes y 2 extremidades.

Los cornetes de la cara se articulan con:

  • El etmoides y el maxilar superior por arriba.
  • El palatino por detrás.
  • Los lagrimales por enfrente.
Conchas nasales

6. Unguis o huesos lagrimales

Los huesos lagrimales son un hueso par que está ubicado en la parte previo de la cara interna de la fosa que compone la órbita ocular. Se caracterizan asimismo por el hecho de que contribuyen en la capacitación de las fosas nasales y forman una pequeña lámina ósea. Su forma es cuadrilátera y también irregular, teniendo 2 caras y 4 bordes.

Huesos lagrimales

7. Vómer

El vómer es un hueso de interesante nombre que da la al azar de que es único y también impar, en contraste a la mayor parte de los huesos que constituyen la cara. Está en la línea media facial, formando la parte de atrás del tabique nasal. Hablamos de una lámina cuadrilátera delgadísima que muestra 2 caras y 2 bordes.

El vómer se articula con:

  • El etmoides y el esfenoides por arriba.
  • Los maxilares superiores y los palatinos abajo.
  • Forma una parte del tabique nasal.
Vomer

8. Maxilar inferior o mandíbula

El maxilar inferior es un hueso grande, único, de manera irregular pero simétrica que se posiciona en el centro de la línea media facial, si bien en su parte de abajo. Tiene forma de herradura y se une a otros huesos a través de una articulación móvil inteligente, lo que le adjudica alguna independencia de movimiento.

Es merced a esta articulación que tenemos la posibilidad de desplazar el maxilar inferior para lograr masticar, charlar o gestualizar. Muestra 2 caras, una previo y otra posterior, 2 extremidades laterales o ramas ascendientes y 2 bordes, uno superior que da inserción a los dientes de la arcada inferior.

Maxilar inferior

Uniones óseas de la cara

En este momento que vimos los 8 géneros de huesos de la cara, los que forman verdaderamente los 14 huesos de esta zona anatómica, hablaremos de las uniones óseas que forman. De la unión de los huesos de la cara brotan eminentemente 4 construcciones: la órbita ocular, las fosas nasales, la fosa pterigomaxilar y la bóveda palatina.

1. Órbita ocular

Las órbitas oculares son cavidades excavadas extensamente identificables por ser los huecos dónde están los ojos. Estas cavidades están entre la cara y el resto del cráneo y se identifican por estar situadas a los dos lados de la cara, una a la derecha y la otra a la izquierda, presentando una manera de pirámide cuadrangular de base previo.

En la órbita podemos consultar 4 paredes:

  • Superior o techo: está formada por la porción horizontal del de adelante y el ala menor del esfenoides.
  • Inferior o piso: formada por la apófisis piramidal del maxilar superior, la apófisis orbitaria del cigomático y la apófisis orbitaria del palatino.
  • Interna: formada por la apófisis ascendiente del maxilar superior, los lagrimales y la lámina orbitaria del etmoides.
  • Externa: formada por el ala mayor del esfenoides y las apófisis orbitarias del cigomático y la del hueso de adelante.

2. Fosas nasales

Tenemos la posibilidad de detallar a las fosas nasales como largos corredores aplanados, que se identifican por estar transversalmente ubicadas a derecha y también izquierda de la línea media. Todas ellas tiene 4 paredes y 2 aberturas, una previo y otra posterior. Ahondando en estas 4 paredes, observamos:

  • Pared externa: formada por seis huesos, los que son el maxilar superior, el esfenoides, el palatino, el lagrimal, las conchas nasales inferiores y el etmoides.
  • Pared interna: está constituida por el tabique nasal, que paralelamente está compuesto por el vómer y la lámina perpendicular del etmoides.
  • Pared superior o techo: está formada por los huesos propios de la nariz, la espina nasal del hueso de adelante, la lámina horizontal del etmoides y el cuerpo del esfenoides.
  • Pared inferior o piso: está formada por la apófisis palatina del maxilar superior y la lámina horizontal del hueso.

3. Fosa pterigomaxilar

La fosa pterigomaxilar es una pequeña zona ubicada por la parte interior de la fosa cigomática. Esta composición tiene forma de pirámide cuadrangular con 4 paredes, una base y un vértice.

4. Bóveda palatina

La bóveda palatina hablamos de una zona con apariencia de herradura que está limitada por detrás al límite posterior del palatino. Por enfrente y a los lados está el borde alveolar del maxilar superior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí