La psicoterapia online es un ámbito de desarrollo tecnológico que, a pesar de estar en su expansión inicial, ya cuenta con varios años de trayectoria. Años que nos permiten aprender acerca de las posibilidades y del potencial que ofrece en el ámbito de la salud mental y de la intervención psicológica.

En definitiva, en muchos sentidos los servicios de terapia psicológica a distancia están aún en la fase de cambios rápidos, propios de la etapa de lanzamiento de un tipo de producto o servicio. ¿Hacia dónde se dirigen estas transformaciones? Hablamos de ello en esta entrevista a la psicóloga Aída María Rubio, parte del equipo de TherapyChat.

Entrevista a Aída María Rubio: Los cambios y tendencias en la terapia online

Aída María Rubio es psicóloga y coordinadora del equipo de psicólogos psicoterapeutas de TherapyChat, plataforma de psicología online fundada en el año 2016 en Madrid. En esta entrevista, nos habla sobre cómo en los últimos tiempos ha ido evolucionando el ámbito de la asistencia psicológica por videollamada.

¿Aún hay mucha gente que nunca ha oído hablar de la terapia online?

Después de este año de pandemia poca gente habrá que no conozca que casi todos los servicios pueden trasladarse a lo online. Dentro de la población interesada en cuidar su salud mental, poca duda nos cabe de que conocerán la terapia online. Pero obviamente es una cuestión que seguramente desconozca mucha gente que no haya tenido nunca inquietud por la psicología.

¿Qué es lo que está haciendo que la terapia online vaya ganando popularidad?

La respuesta más obvia a día de hoy es: la pandemia. No podemos negar que ha precipitado un boom en el uso del online. En primer lugar, porque durante el confinamiento total no teníamos otra opción, ni terapeutas ni pacientes. Pero en segundo lugar porque, aunque nosotros ya conocíamos las ventajas y eficacia de la terapia online, esta situación ha precipitado que profesionales y pacientes lo vivan de primera mano y derrumben sus prejuicios. No sólo eso, sino que incluso están disfrutando de su comodidad.

A día de hoy la terapia online no solo nos está proporcionando las ventajas y comodidad que ya antes conocíamos, sino que se le suman otros factores como no tener que exponernos en plena pandemia a circular en transporte público para trasladarnos a gabinetes presenciales; evitamos estar en espacios cerrados, más si el paciente tiene miedo a la enfermedad o a factores relacionados; y, por supuesto, permitirnos hacer terapia sin llevar mascarilla, lo cual no es solo un alivio sino que nos permite leer mucho mejor el lenguaje no verbal del paciente y transmitirle también más a través de nuestra gestualidad.

Muchos pacientes han preferido incluso seguir usando la terapia en modalidad online en lugar de volver a la presencial, a pesar de ser posible. Una vez derribados los mitos sobre la terapia online, han sido más receptivos a apreciar el ahorro de tiempo que les conllevaba trasladarse a un lugar físico, y la sensación de comodidad y seguridad de abrir sus emociones desde su propio sofá.

Ni qué decir tiene que esta modalidad de terapia es ahora mismo la preferida de personas que pertenecen a la población de riesgo, ya que les permite no renunciar a cuidar de su salud mental mientras también cuidan la física.

Aída María Rubio

¿La irrupción de la terapia online puede hacer que cambie nuestra concepción acerca de lo que es la terapia psicológica?

No diría algo tan radical. La terapia es la misma, la psicología es la de siempre, los terapeutas son los mismos. Sencillamente se trata de trasladar la psicología de toda la vida a un terreno diferente. Si como terapeutas nos mudamos de un gabinete a otro, seguramente no encontremos que nuestro trabajo cambia. Lo online no debería ser diferente.

Sí, tenemos que ser más creativos y flexibles en nuestros métodos; depurar algunas de nuestras habilidades para seguir transmitiendo la misma calidez a nuestros pacientes; y se está precipitando la investigación en materia de terapia online además de la creación de numerosos recursos tecnológicos muy satisfactorios que nos permiten hacer más rico nuestro trabajo online. Pero en esencia, la terapia es la misma, tiene mismos objetivos, y para el paciente debe significar lo mismo: un camino en búsqueda de su bienestar. Esta es la máxima que nos sigue guiando, hagamos la terapia en medio del campo, en un hospital, un despacho o una pantalla.

Teniendo en cuenta que en el siglo XXI la sociedad y el desarrollo tecnológico avanzan muy rápido, ¿cuáles son los principales cambios y tendencias que habéis notado en el ámbito de la terapia online desde que lanzásteis TherapyChat?

En un primer momento fuimos pioneros en España y no existía apenas competencia. Es más, realmente no teníamos comparación en cuanto a método ya que otros servicios usaban el chat o el teléfono, pero nosotros siempre apostamos por la videollamada por ser un sistema mucho más genuino y permitir una mejor alianza entre terapeuta y paciente.

A día de hoy, y sobre todo desde el inicio de la pandemia, las plataformas de psicología online y derivados surgen a la vuelta de cada esquina. Esto nos anima en realidad a seguir creciendo y puliendo la plataforma para ofrecer cada día un mejor servicio a psicólogos y pacientes.

Tenemos la suerte, todo hay que decirlo, de no haber empezado hace un año y no haber construido un castillo demasiado rápido. Si no que gracias a que apostamos mucho antes por este formato, hemos podido ir creciendo a nivel de tecnología muy poco a poco para tener a día de hoy una plataforma absolutamente segura.

Sabemos que actualmente también se está investigando más para poder adaptar distintas técnicas y tratamientos al formato online.

En este sentido todo el mundo se está poniendo las pilas, porque la psicología online ya no es el futuro, sino que es el presente y se va a quedar con nosotros en adelante, ya no va a echar marcha atrás. Así por ejemplo ahora se ofrecen formaciones para adaptar el EMDR a lo online, y en el terreno del autismo se están implementando programas muy interesantes en formato online. Estos son solo un par de ejemplos de tantos.

Desde vuestro punto de vista, ¿qué aspectos de la terapia online tienen un potencial que puede desarrollarse aún más?

Ahora mismo se abre un mundo precioso de innovación. Es campo sin labrar para crear buenas apps que permitan una evaluación fidedigna del paciente, para permitir a los pacientes llevar un registro de tareas intersesiones, para apoyar la implementación de determinadas técnicas durante sesión, y un largo etc.

¿Cómo creéis que seguirá evolucionando la psicoterapia online en los próximos años?

Hablamos a menudo sobre esto, no solo a nivel interno sino con gran cantidad de terapeutas en España e Inglaterra. La opinión imperante es que la terapia online ya no se va a marchar. Aunque lleguemos al fin de esta pandemia, todos hemos visto la comodidad de usar servicios online y de hacer todo tipo de trámites sin desplazarnos ni hacer colas. En esto no nos diferenciamos de otros servicios como el médico online, la asesoría fiscal online, etc.

Todos vamos en el mismo camino porque vivimos en una sociedad muy ajetreada y realmente tenemos que responder a la vida tal cual es ahora, con realismo y no con utopías como alargar el día 25 horas para poder abarcar todos nuestros quehaceres más traslados incluidos.

Nosotros ya creíamos en lo que hacíamos y ahora estamos muy contentos de ver que el resto también cree en ello. Por supuesto siempre habrá gente reticente o que no se sienta cómoda en el medio online, y es absolutamente respetable. La psicoterapia online no buscará nunca suplir la presencial, ni podrá. Hay personas que deben recibir su terapia de manera presencial, sobre todo si estamos hablando de problemas de salud mental grave.

Pero sí estamos seguros de que un mayor porcentaje de la población hará uso de la terapia online. Esta experiencia está sirviendo para normalizarla, para desmitificarla y para volverla más cálida y cercana de lo que muchos creían, erróneamente, que era. Quizás incluso, ojalá, ayude a normalizar tanto la terapia al hacer más accesible y asequible, que en España empiece a estar mejor visto el acudir a terapia.

Por otro lado, por fin muchos han visto su efectividad de primera mano y que esto no era cuestión de creer o no creer, porque desde la década de los 60 se lleva investigando la eficacia de la Telepsicología en todos sus formatos y ya cuenta con mucho aval científico.

¿Dónde se dirige la psicoterapia online? Hacia su consolidación. Ya tiene el aval científico, ya le hemos abierto las puertas a nivel de población, ya la estamos integrando en nuestras vidas y profesiones y normalizándola… el siguiente paso es consolidarla y a partir de ahí hacerla crecer con más investigación y creando recursos más ricos que alcancen no sólo el ámbito privado sino también el público.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí