El orgullo es un sentimiento cuyo exceso puede llevarnos a cometer varios fallos pero que, en su justa medida, puede prosperar nuestra autovaloración y también impulsarnos a progresar como individuos.

Con el pasar de los años fueron muchas las celebridades que se han pronunciado en alguna ocasión sobre el orgullo, y de sus críticas todos nosotros tenemos la posibilidad de obtener un sinnúmero de consejos que tienen la posibilidad de sernos verdaderamente realmente útiles para la vida día tras día.

Oraciones sobre el orgullo (de enormes pensadores)

Por esa razón ahora vas a tener la posibilidad de poder leer una corto selección con las 70 mejores oraciones de orgullo, unas citas bien interesantes con las vas a poder conocer de qué forma el orgullo es un sentimiento que puede ser visto desde una extensa variedad de puntos de vista y al unísono ser comprendido de muchas formas distintas.

1. El orgullo nos cuesta mucho más que el apetito, la sed y el frío. (Thomas Jefferson)

Como bastante gente aprenden durante su historia, ser bastante orgullosos puede ser algo que nos concluya saliendo claramente costoso.

2. La gente orgullosas crían tristezas para ellas mismas. (Emily Brontë)

En algún momento todo el que que se expone bastante orgulloso acaba conociendo, que el tener esa actitud es algo que le contribuye considerablemente más desazones que celebraciones.

3. Lo único con la capacidad de consolar a un hombre por las tonterías que hace, es el orgullo que le da hacerlas. (Oscar Wilde)

En la enorme mayoría de oportunidades siempre y en todo momento va a ser nuestro orgullo, el que nos concluya ocasionando arduos problemas o por lo menos nos introduzca en ellos.

4. Un hombre orgulloso siempre y en todo momento está menospreciando las cosas y la gente; y, como es natural, mientras que mires hacia abajo, no puedes observar algo que está sobre ti. (C. S. Lewis)

Ser bastante rigurosos con todos los que nos cubren es una manera de ser, que con el tiempo puede sernos muy amenazante. Jamás debemos querer a el resto aquello que no queremos para nosotros.

5. Es preferible perder el orgullo con alguien que amas, en vez de perder a ese ser que amas por culpa de tu inútil orgullo. (John Ruskin)

Jamás debemos distanciarnos de todas y cada una esas personas a las que amamos si bien para lograrlo en ocasiones debamos liberarnos de todo nuestro orgullo.

6. Podría de forma fácil perdonar su orgullo, si no hubiese mortificado el mío. (Jane Austen en una oración de su popular libro Orgullo y prejuicio)

Nuestro orgullo puede llevarnos frecuentemente a tomar malas resoluciones, no debemos dejar que este concluya tomado el control sobre nuestras vidas.

7. El orgullo debe fallecer en ti, o nada del cielo va a poder vivir en ti. (Andrew Murray)

Solo deshaciendonos de todas y cada una nuestras malas conmuevas conseguiremos transformarnos más adelante, en la mejor versión viable de nosotros.

8. Ocasionalmente estamos orgullosos en el momento en que nos encontramos solos. (Voltaire)

Absolutamente nadie nos conoce mejor que nosotros y de ahí que, que en la práctica no tenemos la posibilidad de exhibirnos como alguien orgulloso en el momento en que no hay ninguna persona a lo que nos rodea observandonos.

9. Constantemente, el orgullo del hombre influye en tu caída. (Criss Jami)

El orgullo es una emoción que puede llevarnos muy de forma fácil a menospreciar a nuestro contrincante por esta razón jamás debemos dejar que este nos lleve a tomar resoluciones precipitadas.

10. Deja tu orgullo, tu ego y tu narcisismo en otro rincón. Las reacciones de esas unas partes de ti fortalecerán los temores mucho más primitivos de tus hijos. (Henry Cloud)

Como todo educador sabe realmente bien, una mala actitud desde nuestro lugar repercutirá de forma directa en el carácter que el día de mañana poseerán nuestros hijos.

11. A lo largo de mi niñez solo ansié ser querida. Todos y cada uno de los días pensaba en de qué manera quitarme la vida, si bien, en el fondo, ahora se encontraba fallecida. Solo el orgullo me salvó. (Coco Chanel)

El orgullo es una emoción que puede impulsar en buena medida nuestra autovaloración. Toda persona debería siempre y en todo momento tener unos escenarios mínimos de orgullo personal.

12. Cada gallo está orgulloso de su estiércol. (John Heywood)

Es algo común que como personas valoremos nuestro trabajo sobre el trabajo efectuado por otra persona en el momento en que muy probablemente, las dos tareas hayan sido efectuadas a un nivel muy afín.

13. Si no tuviésemos nuestro orgullo, jamás nos lamentaríamos del orgullo extraño. (Duque de la Rochefoucauld)

Es nuestro orgullo el sentimiento que frecuentemente nos transporta a meditar que somos mejores que todos esos hombres y mujeres quienes nos cubren.

14. El hombre mucho más noble es digno pero no orgulloso; el inferior es orgulloso, pero no es digno. (Confucio)

Solo abandonando nuestro orgullo conseguiremos ser mejores personas más adelante de lo que lo fuimos anteriormente.

15. El que es orgulloso se come a sí mismo: el orgullo es su vaso, su trompeta, su crónica. (William Shakespeare)

Como realmente bien nos comunica Shakespeare en esta cita, el orgullo es el sentimiento mucho más fuerte que tienen la gente ególatras.

16. El orgullo levanta la cabeza en el momento en que todos a tu alrededor tienen la suya inclinada. El valor es lo que te hace llevarlo a cabo. (Bryce Courtenay)

Merced a su orgullo ciertos hombres pudieron probar que el hombre en algún momento, siempre y en todo momento acaba por revelarse contra las injusticias.

17. El orgullo erige un pequeño reino y actúa como soberano en él. (William Hazlitt)

El orgullo puede hacernos perder nuestra visión sobre la verdad y en varias oportunidades puede hacernos opinar, que como individuos somos mucho más esenciales de lo que de todos modos lo somos.

18. El orgullo es la madre de la soberbia.

El orgullo y la insolencia son 2 conmuevas que acostumbran a ir de la mano. Si en nuestra vida personal nos dejamos llevar por ellas, probablemente nos vamos a encontrar con mucho más de un inconveniente más adelante.

19. Todos y cada uno de los cementerios están llenos de gente que se consideraba indispensable. (Georges Clemenceau)

El desenlace siempre y en todo momento va a ser exactamente el mismo para todos nosotros, sin importar lo más mínimo cuantos logros personales o cuantas riquezas hayamos logrado amontonar en el lapso de nuestras vidas.

20. La humildad no es mucho más que la realidad, y el orgullo no es mucho más que engañar. (San Vicente de Paúl)

La humildad siempre y en todo momento va a ser algo que nos deje superar como individuos al tiempo que el orgullo, es una emoción muy negativa que probablemente nos concluya anclando para toda la vida anteriormente.

21. Uno se apega a una opinión pues se complace de haber llegado por sí solo, y otra pues se tomó enormes afecciones para estudiar y se complace de haberlo captado: y los dos lo hacen por vanidad. (Friedrich Nietzsche)

En su justa medida el orgullo puede asistirnos a llegar lejísimos pero siendo bastante orgullosos, muy probablemente vamos a estar quizás sin saberlo perjudicandonos a nosotros.

22. En el momento en que te sientas inquieto, recuerda tu orgullo.

Todos disponemos virtudes de las que de una manera y otra tenemos la posibilidad de estar orgullosos, deberíamos estudiar a recordarlas toda vez que estemos pasando por un instante personal difícil.

23. Los tipos estaban muy orgullosos, siempre y en todo momento hay que dejarles meditar que son buenos en las cosas. (Diane Zahler)

Como progenitores debemos comprender impulsar aquellas reacciones mucho más positivas que nuestros hijos tienen y la única forma de conseguirlo, es dejando que ellos mismos nutran su orgullo.

24. Nuestro carácter nos hace meternos en inconvenientes, pero es nuestro orgullo el que nos sostiene en ellos. (Esopo)

No admitir nuestros fallos es una actitud que no nos dejará poder seguir en nuestra vida, debemos ser realmente siendo conscientes de que todo el planeta a veces comete fallos.

25. El orgullo es el primero de los déspotas, pero asimismo el primero de los consuelos. (Hables Ducios)

Como humanos todos tenemos una alguna proporción de orgullo, como lo gestionamos es verdaderamente lo que nos diferencia los unos de los otros.

26. Para el orgulloso, el menor rechazo o desilusión es la última indignidad. (William Hazlitt)

El orgullo es un sentimiento con el que se debe tener bastante precaución ya que tiene la aptitud de transformarnos en personas muy infelices si nosotros se lo dejamos.

27. Un hombre orgulloso es muy difícil de satisfacer, por el hecho de que siempre y en todo momento espera bastante del resto. (Richard Baxter)

Como humanos deberíamos estudiar a apreciar todos esos actos que el resto efectúan desinteresadamente por nosotros, sin importar un mínimo si estos cumplen nuestras esperanzas o si muy a nuestro pesar lamentablemente no lo hacen.

28. La humildad y el orgullo pelearán por siempre y en todo momento en el momento en que o donde sea que se trate del amor. (Jeremy Aldana)

Como hombres y mujeres todos disponemos una guerra interna incesante entre nuestro orgullo y nuestra humildad, pero cabe rememorar que siempre y en todo momento va a depender en último término de nuestra personalidad cuál de los 2 bandos acaba resultando vencedor.

29. Un hombre enserio se almacena el orgullo. (Gonzalo Torrente Ballester)

Comprender reducir nuestro orgullo es una aptitud bien interesante que indudablemente no todas y cada una la gente tienen de ahí que, que en la sociedad actualizada se acostumbra premiar en buena medida el hecho particularmente de entender supervisar o por lo menos achicar en buena medida nuestro orgullo.

30. El orgullo de los humildes radica en charlar siempre y en todo momento de sí mismos; el orgullo de los enormes, en no charlar de sí jamás. (Voltaire)

Aquel que hizo enormes gestas no debería jamás jactarse de esto ya que así nos probará 2 cosas: ser un individuo humilde y tener un enorme control sobre su orgullo.

31. Ya que Dios se vejó por causa del hombre, el hombre debería abochornarse por ser orgulloso. (San Agustín de Hipona)

Aquel que es bastante orgulloso siempre y en todo momento acaba saliendo afectado, en cambio aquella persona que revela humildad en la mayor parte de oportunidades acostumbra finalizar cumpliendo con sus propósitos.

32. El orgullo es igual en todos y cada uno de los hombres, solo cambian los medios y la forma de manifestarlo. (François de la Rochefoucauld)

Rochefoucauld sabía realmente bien que todas y cada una la gente tienen por lo menos una mínima proporción de orgullo sin importar lo más mínimo, como sea su nivel de riqueza personal o su relevancia en una cierta escala popular.

33. Estudiar a vivir con menos orgullo fué una enorme inversión en mi futuro. (Katerina Stoykova Klemer)

El orgullo es algo que frecuentemente nos transforma en personas muy infelices comprender despojarnos de él si bien parezca lamentable en un inicio, es posible que de todos modos sea un primer paso hacia nuestra genuina felicidad.

34. El orgullo es una herida y la vanidad es la costra. La vida elige la costra para abrir la herida constantemente. En los hombres, pocas veces se cura y habitualmente se regresa séptico. (Michael Ayrton)

Muchas son las personas a las que le cuesta dejar de un lado su orgullo si bien quienes lo alcanzan, se dan cuenta que sus vidas no eran de todos modos tan negativas como quizás previamente pensaban.

35. En el caso de que seas un hombre orgulloso resulta conveniente que ames la soledad: los orgullosos siempre y en todo momento se quedan solos. (Amado Nervo)

En esta cita de Amado Nervo tenemos la posibilidad de conocer la que es indudablemente una enorme situación: Esos hombres y mujeres mucho más orgullosos muy generalmente acaban perdiendo en el lapso de sus vidas a todas y cada una esas personas que adoran.

36. El hombre solo quiere pretextos para vivir, esto es, llevar a cabo una imagen de su orgullo. (Edgar Faure)

Solo aprendiendo a admitir la vida así como esta es, vamos a poder empezar a mejorarla con el pasar de los años.

37. El orgullo humano sabe inventar los nombres mucho más serios para esconder su ignorancia. (Percy Bysshe Shelley)

Las disculpas jamás cambiarán la persona que verdaderamente somos y los defectos que tenemos ya que como es conocido, el paso inicial para estudiar de nuestros fallos siempre y en todo momento va a ser reconocerlos.

38. El que se complace de sus entendimientos es tal y como si estuviese ciego en medio de una luz. (Benjamín Franklin)

Aquel que se vanagloria de los entendimientos que tiene exhibe un género de actitud, que probablemente acabará exponiendo a el resto muchas de sus faltas intelectuales.

39. Al orgullo no le agrada el deber, y al amor propio no le agrada abonar. (François de La Rochefoucauld)

El orgullo puede ser un primer paso hacia la hipocresía, si bien las patrañas por más que las repitamos jamás conseguirán cambiar la verdad.

40. Nada es tan bajo y vil como el ser altivo con el humilde. (Lucio Anneo Séneca)

El hombre que frecuenta verse como alguien orgulloso es algo muy posible que con su actitud, sencillamente esté tratando camuflar frente el resto sus inseguridades.

41. Tenemos la posibilidad de estar orgullosos de lo que hicimos, pero deberíamos estarlo considerablemente más de lo que no hicimos. Ese orgullo está por inventar. (Émile Cioran)

El hecho de no cometer fallos asimismo es algo de lo que todos tenemos la posibilidad de estar orgullosos si bien bastante gente como bien nos comunica en esta cita Emile Cioran, aún semejan no haber descubierto ese género de orgullo.

42. La luz del hombre caminando orgullosamente bajo el cielo se disminuye a nada. (Aeschylus)

Como varios descubrimos durante nuestras vidas en la mayor parte de ocasiones ser alguien orgulloso, es algo que no nos va a facilitar el cumplimento de nuestros objetivos.

43. Las paredes del orgullo son altas y anchas. No se puede observar del otro lado. (Bob Dylan)

El orgullo acostumbra cegar en la mayor parte de oportunidades a todos esos quienes lo tienen e inclusive es realmente posible, que esa ceguera les concluya por transformar en unas personas demasiado infelices.

44. El orgullo desayunó con la abundancia, cenó con la pobreza y cenó con la infamia. (Benjamin Franklin)

Como se expresa comunmente frecuentemente quien mal anda mal termina y deberíamos comprender, que el orgullo probablemente sea uno de los caminos mucho más directos que todos tenemos la posibilidad de elegir hacia nuestra perdición.

45. Dios derruye los tronos de los orgullosos y entroniza a los humildes en su rincón. (Apocrypha)

Solo teniendo una actitud humilde y mucha paciencia conseguiremos cumplir nuestros objetivos en cambio el orgullo, ha de ser desterrado de nuestras vidas si queremos que el futuro nos sea verdaderamente benévolo.

46. El orgullo está realmente bien, pero una salchicha es una salchicha. (Terry Pratchett)

Por muy orgullosos que estemos de un preciso logro personal debemos ser siempre y en todo momento hombres y mujeres pragmáticos ya que es el sendero que todos tenemos que tomar, si queremos transformarnos más adelante personas verdaderamente humildes.

47. Si solo tuviese un sermón que predicar sería un sermón contra el orgullo. (Gilbert Keith Chesterton)

A fin de que la sociedad en su grupo logre ser mucho más próspera todos tenemos que dejar nuestro orgullo de un lado ya que de otro modo, jamás vamos a poder dejar para toda la vida nuestros intereses personales anteriormente.

48. Libre al fin, te sacaron la vida; no podían quitarte tu orgullo. (U2)

Muchas son las personas que durante la historia han favorito fallecer que perder su orgullo si bien sería bien interesante, que todos aprendiéramos a distinguir adecuadamente la persona que es orgullosa de la persona que es valeroso.

49. El tirano es un hijo del orgullo.

Los déspotas siempre y en todo momento acostumbran a verse frente al público como alguien orgulloso y altivo, una actitud que demostró ser realmente eficiente si queremos esconder frente terceros nuestras inseguridades.

50. Sí, voy a tratar de ser. Por el hecho de que pienso que es un orgullo no ser. (Antonia Porchia)

Todos tenemos la posibilidad de estar en parte orgullosos de la persona que somos sin importar lo más mínimo en ningún instante, como sea nuestro rango popular ni nuestro poder de compra.

51. Hay una paradoja en el orgullo: provoca que ciertos hombres sean absurdos, pero impide que otros lo sean. (Hables Caleb Colton)

Como todo en la vida tener una cantidad mínima de orgullo no posee porqué ser amenazante para nosotros si bien ser personas orgullosas en demasía, es algo que sin lugar a dudas en un instante u otro acabará perjudicandonos.

52. El orgullo antecede la caída, dicen, y no obstante, de forma frecuente podemos encontrar que la multitud que se deshace de su orgullo. De manera frecuente se quedan atrás. (Edgar Guest)

Para ser confrontados en la sociedad de hoy todos tenemos que tener una alguna proporción de orgullo ya que sin él, muy probablemente no poseeremos la ambición que requerimos para lograr llegar a lograr las misiones mucho más altas.

53. El orgullo divide a los hombres, la humildad los une. (Fray Enrique Domingo Lacordaire)

Como realmente bien nos comunica esta cita, la humildad es una actitud merced a la que todos tenemos la posibilidad de hallar ser considerablemente más estimados por todos esos quienes nos cubren.

54. Si ves algo en ti que te complace, mira un tanto mucho más y hallarás bastante para hacerte humilde. (Wellins Calcott)

Como humanos todos tenemos defectos y de ahí que, que ser bastante orgullosos es una actitud que jamás deberíamos tener. Si no queremos que el resto fijen su mirada en nuestros defectos debemos estudiar a no jactarnos de todas y cada una nuestras supuestas virtudes.

55. El orgullo transporta consigo un castigo, la necedad. (Sófocles)

El orgullo es una actitud puede llevarnos a cometer el fallo de menospreciar a nuestro contrincante, una manera de accionar que demostró ser realmente amenazante para todos los que la han poseído durante la historia.

56. El orgullo es una carga muy pesada.

Todos tenemos que liberarnos en algún instante de nuestro orgullo si queremos ser mucho más contentos más adelante ya que de otro modo, jamás vamos a poder vivir nuestra vida en máxima plenitud.

57. El que no sabe aguantar una corrección fraterna es un hombre orgulloso. (Adolfo Kolping)

No entender ver esos consejos que frecuentemente nos dan nuestros progenitores puede ser algo que nos lleve de manera directa, a cometer exactamente los mismos fallos que ellos cometieron a lo largo de su juventud.

58. El orgullo… en ocasiones es virtuoso y, en ocasiones, despiadado, según con el personaje en el que está y el objeto al que se dirige. (Fulke Greville)

Durante nuestras vidas todos lidiamos en inmensidad de oportunidades con nuestro orgullo, ciertos con enorme acierto y otros siendo frecuentemente derrotados por él.

59. El orgullo, como la astucia, se regresa ofensivo solo por la forma en que se revela. (Norman MacDonald)

La mayor parte de nosotros aprendemos a lo largo de nuestra niñez o adolescencia que género de reacciones son las mucho más positivas para nosotros y así, nos ofrecemos cuenta que el exceso de orgullo es algo que frecuenta traer graves perjuicios consigo.

60. Mi orgullo cayó con mi fortuna. (William Shakespeare)

Tener enormes riquezas acostumbra transformarnos en personas considerablemente más orgullosas y exactamente la misma estas riquezas un día tienen la posibilidad de ocultar, nuestro orgullo asimismo lo va a hacer con ellas.

61. Orgullo, ese hueso invisible que sostiene el cuello recio. (Stephen King)

Aquel que tiene una actitud soberbia siempre y en todo momento tiende a ser por causa de un exceso de orgullo si bien deberíamos entender, que en la vida si no entendemos ver hacia abajo frecuentemente no vamos a ser capaces de ver bien dónde pisamos.

62. El orgullo del cuerpo es una barrera contra los dones que purifican el alma. (George Eliot)

Como observamos en esta cita la autora George Eliot quien de todos modos se llamaba Mary Ann Evans, creía que el orgullo era entre las peores reacciones que en esos tiempos podía tener un individuo. Una reflexión con la que probablemente varios de nosotros estemos en concordancia.

63. Considerablemente más que los intereses es el orgullo quien nos divide. (Augusto Compte)

Si nos dejamos llevar por el orgullo es algo muy posible que con los años, acabemos perdiendo la enorme mayoría de nuestras amistades y allegados.

64. El orgullo es una manera de egoísmo. (David Herbert Lawrence)

Es verdad que el orgullo acostumbra ir juntos con el egoísmo en honor a la verdad, los dos acostumbran a conformar la actitud que todos conocemos como egocentrismo.

65. El orgullo nos asistencia; y el orgullo no es malo en el momento en que solo nos urge a ocultar nuestras lesiones, no a herir a el resto. (George Eliot)

Mientras que no perjudiquemos a terceras personas, que seamos un tanto orgullosos no posee porqué ser siempre una actitud muy negativa.

66. Profundo es el mar y profundo es el infierno, pero el orgullo todavía es mucho más profundo; se enrolla como un verme venenoso sobre los cimientos del alma. (Martin Farquhar Tupper)

En esta cita podemos consultar una visión verdaderamente terrorífica de lo que el orgullo desmedido representaba para este este célebre escritor inglés.

67. De la rivalidad no puede salir nada bello; y del orgullo, nada noble. (John Ruskin)

Si la historia nos ha enseñado algo es que como humanos requerimos ayudar entre nosotros si queremos progresar y para esto, todos nosotros por fuerza vamos a deber dejar en algún instante de nuestras vidas nuestro orgullo y asimismo nuestra vanidad de un lado para toda la vida.

68. El orgullo es una montaña fría, tormentosa y estéril. (John Thornton)

Las reacciones negativas en el final siempre y en todo momento nos ocasionarán inconvenientes si bien como humanos, frecuentemente nos observamos forzados a cometer un fallo para después poder estudiar de él.

69. La riqueza es un obsequio de Dios, y el orgullo nos lo legó del demonio. (Douglas Wilson)

Como sencillos humanos siempre y en todo momento vamos a encontrar adversidades durante nuestras vidas y solo aprendiendo de ellas, conseguiremos lograr el futuro que verdaderamente queremos para nosotros.

70. El orgullo y la curiosidad son 2 encallas de nuestras ánimas. La última nos transporta a meter la nariz en todo, y el primero nos impide dejar algo sin solucionar. (Michel de Montaigne)

Exactamente la misma el orgullo en demasía puede ser realmente negativo para un individuo, tener una curiosidad desaforada asimismo es algo que puede llevarnos a correr considerablemente más peligros de los rigurosamente precisos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí