Más allá de que desde fuera es posible que parezca que las compañías se organizan todas y cada una del mismo modo, la verdad es que hay diversos tipos de construcciones dependiendo del tamaño y las ocupaciones que en ellas se efectúan.

Ciertas tienen la posibilidad de estar mucho más jerarquizadas, habiendo gerentes encargados de distintas departamentos que, por su parte, tienen otros gerentes encargados de reportar todo cuanto en ellos se hacen. Otras, en cambio, tienen la posibilidad de prescindir completamente de esa jerarquía y también, aun, podría decirse que no hay gerencia alguna.

Hay diversos tipos de sistemas de organización, cada uno de ellos con sus características y también idoneidad según la situacion. Ahora los vamos a conocer.

¿Qué es el sistema de organización de una compañía?

Los sistemas de organización son las construcciones sobre las que se configuran las organizaciones. Esta clase de construcciones definen de qué forma está conformada cada división de una compañía, la jerarquía de quién reporta a quién y de qué manera fluye la comunicación en los niveles diferentes de la organización. Con un sistema de organización bien definido todos y cada uno de los trabajadores conocen qué se estima de ellos y a quién tienen que reportar ya que está la jerarquía está bien acotada y hay fluidez en la comunicación de los niveles diferentes.

Hay múltiples géneros de sistemas de organización que, más allá de que hay quienes consideran que unos son mejores que otros, la verdad es que en el campo laboral cada uno de ellos se amolda mejor a la organización en función de las ocupaciones que se efectúen en ella, su tamaño y otros causantes.

Tener un sistema de organización bien definido contribuye varios provecho, entre ellos una mejor eficacia, mayor eficacia y una toma de resoluciones dinámica, fundamento por el que es requisito comprender y elegir el sistema de organización mucho más conveniente para cada caso.

Tipos y peculiaridades de los sistemas de organización

Como afirmábamos, hay diferentes géneros de sistemas de organización, unos mucho más correctos que otros en función de las peculiaridades de la organización. Aquí observamos los primordiales tipos que hay, aparte de poner ciertos ejemplos de la vida real.

1. Sistema servible

En el sistema servible están múltiples departamentos especialistas, como ventas, finanzas y operaciones. En la cima de la jerarquía departamental hay un gerente que corrobora a todos y cada uno de los departamentos.

El fluído de comunicación es bastante claro y básico, ya que cada usado se hace cargo de reportar o reportar de sus ocupaciones a su jefe. Por su parte, los amos de cada departamento reportan a la alta gerencia, esto es, el gerente que corrobora toda la composición.

Como la organización está segmentada en departamentos especialistas sus trabajadores asimismo se especializan, lo que ayuda a que haya una ruta realmente bien establecida hacia su desarrollo. Como cada usado tiene clarísimo lo que debe llevar a cabo y no se sale de su campo de intervención no hay sitio para ambigüedades.

No obstante, del mismo modo que esta composición tiene estas virtudes tiene como problema primordial que la comunicación interdepartamental es dificultosa, habitualmente inexistente ya que todos reportan hacia arriba. Como resultado negativa de esto es que la puesta común de ideas es poco recurrente, excepto cuándo la alta gerencia participa.

Sistema de organización de la empresa

2. Sistema divisional

En el sistema divisional la organización está dividida en equipos de trabajo, cada uno de ellos haciendo un trabajo en proyectos distintas. En esta clase de sistema de organización se tienen la posibilidad de integrar varios tipos distintas de equipos.

Los equipos son conformados a propósito, pensando en emprender proyectos concretos y significativos para el desempeño y avance de la compañía. Por servirnos de un ejemplo, una compañía automovilística podría tener distintas equipos separados, cada uno de ellos dedicado en el avance de un modelo de turismo distinto.

Cada equipo de emprendimiento recibe la supervisión de un directivo, pero teniendo asimismo autonomía en la organización. Debido a que cada equipo de trabajo se dedica en única a su emprendimiento los usados tienen la posibilidad de familiarizarse intensamente con el trabajo de su equipo.

No obstante, el punto enclenque de esta clase de organización se semeja bastante al de la del sistema servible. Las divisiones de la organización conocen totalmente el trabajo de sus compañeros en el equipo de emprendimiento, pero desconocen lo que hacen el resto equipos ni tampoco acostumbra haber una comunicación entre ellos.

3. Sistema matricial

El sistema matricial es una combinación de los 2 sistemas precedentes. El sistema de negocio se configura como uno de tipo servible desde arriba, o sea, teniendo una jerarquía clásico y con departamentos especialistas.

No obstante, al poner la lupa en los departamentos tenemos la posibilidad de ver que cada uno se organiza divisionalmente, habiendo distintas equipos encargados de llevar adelante distintas proyectos.

Este sistema es complejo, con lo que necesita bastante planificación aparte de desarrollar una comunicación interna dinámica y rápida para eludir cualquier malentendido, pero merced a su dificultad se suprimen varios inconvenientes socios a las costumbres divisional y la servible.

Este género de organización deja que la comunicación llegue a la gente correctas y en el instante perfecto. Los trabajadores reciben la información de forma rápida, incrementando de esta forma la eficacia, aparte de que al estar todas y cada una de las unas partes de la compañía comunicadas entre sí deja el pensamiento holístico debido a que todos y cada uno de los equipos conocen lo que el resto hacen. Añadido a esto, se incentiva la colaboración cruzada.

No obstante puede aparecer un inconveniente asociado a esta clase de composición. Más allá de que hay una alguna composición jerárquica, de abajo hacia arriba, dado que todos y cada uno de los implicados estén intercomunicados puede traer consigo el problema de que no se conoce realmente bien a quien se debe reportar en el momento en que se efectúa una cierta labor.

4. Sistema chato

Finalmente contamos el sistema chato en el que, como su nombre viene a sugerir, “aplana” una gran parte de la jerarquía, realizando que los trabajadores disfruten de una mayor autonomía. Si bien tienen la posibilidad de tener construcciones formales, en las compañías con un sistema de organización chato se acostumbra dividir el trabajo configurando equipos de trabajo temporales.

No hay que meditar que en este sistema no hay jerarquía en lo más mínimo. Continuan existiendo empleadores y usados, ya que prosiguen estando altos directivos quienes dirigen la operación. Sin embargo, este sistema trata de eludir completamente las construcciones jerárquicas habituales, las que estuvieron socias frecuentemente a inconvenientes de comunicación.

En el sistema chato se impide esto, y en verdad en ella hay un considerable aumento de la comunicación entre los equipos, descartando los inconvenientes de comunicación que tienen la posibilidad de darse en el momento en que los mensajes viajan por una composición jerárquica bastante amplia pero confusa.

Pero más allá de que tiene sus virtudes y que varios lo piensan como el sistema perfecto para toda compañía, en la práctica el sistema chato no puede ser aplicado en enormes organizaciones.

Este sistema es bien difícil de sostener en el momento en que la compañía medra y precisa de sistemas de comunicación mucho más estructurados y, por ende, jerárquicos. Además de esto, los trabajadores en este género de organización tienen la posibilidad de sentirse apabullados al tener que realizar demasiadas tareas distintas y no tener muchas opciones de ser ascendidos.

Referencias bibliográficas:

  • Levinson, C. (2018). What Are Organizational Systems? Tomado de: bizfluent.com.
  • Juarez, A.C. (2017). Organizational Systems and Characteristics. Bizfluent. Tomado de: bizfluent.com.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí