La dulce armonía de los pájaros, el fluir del agua por el río, el silbido del viento vernal… todo ello nos induce a una sensación de relajación, una escena en el que el agobio y el malestar semeja que se vayan.

Desde hace tiempo el hombre encontró en la naturaleza un ambiente de tranquilidad y calma, siendo sus sonidos un factor fundamental que ayuda a adentrarnos en un estado de profunda relajación.

Los resultados positivos de los sonidos naturales para la salud, aparte de ser parte de la civilización habitual, fueron abordados bajo una visión mucho más científica, y en el presente artículo hablaremos sobre una reciente investigación que reveló algo de luz a esta cuestión.

Los resultados positivos de los sonidos naturales para el confort y la salud

La gente somos muy variadas en lo que se refiere a deseos musicales. Hay quienes nos atrae el indie rock, otros a quienes les va mucho más la música tradicional y hay quienes gozan del trap.

Para deseos, los colores y, como no, esto asimismo se aplica a los géneros musicales. No obstante, en tanta variedad sonora hay un repertorio acústico en el que todos semeja que coincidamos y ese es el de los sonidos que nos relajan.

Si le preguntamos a múltiples personas qué sonido le relaja es bastante posible que la mayor parte nos afirme lo mismo: el cantar de los pájaros, el sonido de la lluvia o el silbido del viento y demás sonidos naturales. Por el otro lado, si preguntáramos qué les estresa indudablemente nos afirmaran sonidos no tan agradables como, por poner un ejemplo, el atronador estruendos de una apisonadora o los turismos pitando por la autopista. ¿Por qué razón va a ser que lo natural nos relaja y lo antropogénico nos estresa?

Los sonidos de la naturaleza y el hombre

Durante la historia el hombre le ha atribuido un ingrediente relajante a los sonidos de la naturaleza. Las armonías de los pájaros en el campo o el oleaje de la playa son estímulos auditivos que prácticamente de manera natural atribuimos con relajación y confort, y muy de forma frecuente recurrimos a ellos para sostener nuestra cabeza en tranquilidad e inclusive concentrarnos. Prueba de esto son los incontables vídeos de Youtube con música ambiental compuesta a partir de sonidos como el de la lluvia, las olas o el cantar de las aves.

El abordaje científico de esta cuestión no es nada nuevo y, en verdad, fueron múltiples los estudios que quisieron encontrar la relación y los probables provecho de los sonidos naturales para la salud. Si cientos y cientos de personas apelan a los sonidos naturales para hallarse mejor va a ser pues marchan de una u otra forma, pero se debía probar y buscar una explicación lógica tras ello, algo con lo que se animó un reciente producto.

El producto en cuestión es el del conjunto de Rachel T. Buxton que se titula A synthesis of health benefits of natural sounds and their distribution in national parks (Una síntesis de las ventajas para la salud de los sonidos naturales y su distribución en parques nacionales), anunciado en la gaceta estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences que, en síntesis, encontró de qué forma los ámbitos acústicos naturales son ciertamente ventajosos para la salud, tanto física como mental.

Según con su estudio, oír sonidos como el correr del agua por un río, una cascada o la lluvia, tal como asimismo oír sonidos de animales como los cantos de los pájaros chocan de forma positiva sobre nuestra salud. Entre los múltiples provecho de los sonidos naturales se encontró la reducción del mal y el agobio, aparte de prosperar el estado anímico y también, aun, aumentar el desempeño cognitivo.

Rachel Buxton, del Departamento de Biología de la Facultad de Carleton en Canadá, recomienda el motivo de los resultados positivos de los sonidos naturales para la salud humana. De su explicación en el producto y en varias entrevistas que se le hicieron se puede obtener que el hombre no ya no es lo que es, un animal, y que por más que nos hayamos ido distanciando de los bosques para vivir en la jungla urbana no dejamos de estar conectados a la naturaleza.

Los sonidos naturales nos proporcionan un sentido del espacio, nos conectan a la naturaleza y nos dan pistas de qué tenemos la posibilidad de esperarnos del sitio en el que estamos. Cada vez existen más prueba de que los sonidos naturales son un aspecto primordial para gozar de una aceptable salud y confort ya que no dejamos de depender de la naturaleza. Si la dejamos de oír, nos comenzamos a preocupar y a sentir mal.

Metodología del estudio

En su investigación Buxton y colegas examinaron y contrastaron los datos de 36 indagaciones, de las que 18 equipararon intentando de discernir si de hecho los sonidos naturales mejoran nuestro confort. Entre las conclusiones que extrajo el conjunto fue que, de todos y cada uno de los sonidos naturales estudiados, los que mucho más efectivos parecían ser para progresar el estado anímico y la concentración eran los de tipo agua (p. ej., oír un río).

Para valorar qué cambios inducen los sonidos naturales los estudiosos de los múltiples estudios consultados se valieron de distintas pruebas para medir su encontronazo. Así, se midieron respuestas fisiológicas así como la continuidad cardiaca, la presión arterial y los escenarios de hormonas del agobio para poder ver si el sujeto se encontraba mucho más relajado al oír un sonido natural. Asimismo se recurrió a medidas de carácter mucho más subjetivo, como es el mal percibido como indicio de confort.

Tras hacer el metaanálisis, el conjunto de Buxton examinó la distribución de los sonidos naturales con relación a el sonido generado por humanos en 221 sitios de 68 parques de los EE.UU. Hallaron que únicamente el 11,3% de esos sitios eran riquísimos en sonidos naturales y prácticamente libres de estruendos antropogénico, al paso que el resto de parques, de manera especial los ubicados cerca de núcleos urbanos, tenían una mayor proporción de ruidos de origen humano si bien asimismo eran ámbitos acústicos con sonidos naturales.

Más allá de que lo conveniente es hallarse inmerso en un ambiente con únicamente sonidos naturales, que no esté “limpio” y apartado no quiere decir que no hayan provecho o que nos estrese, sino al revés. Se halló que los sonidos naturales asisten a achicar el encontronazo negativo de ruidos como bocinas de turismo o taladradoras.

En verdad, hallaron que oír estruendos conjuntado con sonidos naturales tuvo mejores desenlaces para la salud que percibir únicamente estruendos. Esto es, aun viviendo en un ambiente urbano con polución acústica, si se tiene la fortuna de vivir cerca de un parque o gozar del dulce cantar de los pájaros es bastante posible que se tenga una mejor salud psicológica que quienes no gozan de estos sonidos naturales.

¿Por qué razón es bueno?

Todavía no se conoce precisamente por qué razón los sonidos naturales desarrollan una reacción efectiva pero, tomando una visión evolucionista, se puede intentar ofrecerle un sentido. En verdad, nuestra Buxton tiene su explicación, señalando que el ambiente acústico puede ser útil como un indicio de qué seguro es el ambiente mismo, partiendo de la iniciativa de que lo ruidoso que sea un ambiente nos ofrece pistas de si nos encontramos en riesgo o no.

Esto es, si un ambiente acústico tiene bastantes sonidos naturales agradables, como tienen la posibilidad de ser el canto de los pájaros y el despacio pasar del agua por el río, nuestro entendimiento lo interpreta como que nos encontramos en un espacio donde no hay amenazas y que es seguro quedarse ahí. Si nos sostenemos en ese sitio no nos va a pasar nada. Es un espacio que deja la restauración mental por el hecho de que no estamos al máximo.

Por contra, un ambiente en el que hay bastante estruendos y violento es percibido como un espacio arriesgado, con amenazas. Naturalmente, nuestro cuerpo comenzará a manifestar agobio y ansiedad en previsión de que está en un espacio en el que nos puede pasar algo malo y para lograr sostener íntegra nuestra integridad comienza a ponerse en modo supervivencia, preparándose para efectuar una conducta de pelea o escapada.

Esta última explicación sería la que nos asistiría a comprender por qué razón no nos relaja el estruendos de una taladradora, el tubo de escape de un vehículo o la enojada discusión de 2 peatones. Hablamos de elementos o ocasiones peligrosas y beligerantes, estímulos de los que es preferible sostenerse distanciado, pero que viviendo en una enorme localidad es bien difícil sostenerse distanciado de exactamente las mismas por intención propia.

Debemos resguardar nuestros ámbitos naturales

Sabiendo todo lo explicado, es esencial tener espacios naturales en las enormes urbes o explotar la posibilidad de conocer el campo y la playa ocasionalmente, realizando excursiones a la montaña, llevando a la práctica la ornitología o tumbándose a la vera de un río. Se tienen que resguardar y promover los ámbitos naturales en la medida en que, aparte de sus múltiples provecho medioambientales, asimismo comprometen provecho para la salud humana y tienen la posibilidad de accionar como un aspecto de protección frente anomalías de la salud socias al agobio.

Conque ya lo entendemos. Si poseemos la fortuna de vivir cerca de un bosque, un río, la playa o cualquier ambiente natural en este momento no contamos explicación para no ir, ya que a la perfección nos puede ir la salud en ello. Y, si por mala suerte, somos de los que nos encontramos atrapados en el mundanal estruendos de las enormes urbes no se debe perder la calma, ya que interfaces como Youtube o Spotify nos presentan múltiples grabaciones con sonidos naturales. Por supuesto no es exactamente lo mismo que gozarlos en la vida real, pero no es una mala opción agregarlos a nuestra “playlist” y intentar sostener nuestra cabeza en paz.

Referencias bibliográficas:

  • Buxton, R. T., Pearson, A. L., Allou, C., Fristrup, K., & Wittemyer, G. (2021). A synthesis of health benefits of natural sounds and their distribution in national parks. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, 118(14), y también2013097118. https://doi.org/10.1073/pnas.2013097118

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí