Los celos pertenecen a los inconvenientes de pareja mucho más comunes. En verdad, en ciertos casos al radical de la psicopatología, y lamentablemente, no pocas son las ocasiones en las que van de la mano del castigo.

No obstante, si el accionar receloso no alcanza a ser tan severo y forma por sí solo el primordial inconveniente de la relación, es viable superarlo tomando algunas medidas. Veámoslo en el artículo, centrándonos en esta pregunta: ¿qué realizar si mi pareja es bastante recelosa?

¿Cuáles son las señales de que tu pareja tiene celos?

Entre las peculiaridades de los celos es que genera un efecto de “profecía autocumplida”: estropean el estado de la relación hasta determinado punto en el que, si no se participa a tiempo, se muestran fundamentos reales por los que preocuparse frente a la oportunidad de que la otra persona corte la relación. De ahí que, y por dado que el accionar relacionado a los celos genera bastante malestar en la persona que se siente dominada o chantajeada emotivamente, es esencial advertir este inconveniente velozmente, por el hecho de que de no ser de esta forma lo mucho más posible es que todo empeore.

Lógicamente, hay inmensidad de formas de expresar una predisposición problemática a los celos. No obstante, ciertas mucho más comunes son las próximas (si bien no tienen por qué razón darse todas y cada una al unísono).

  • Exhibe malestar en el momento en que sales con los/as amigos/as y se queda en el hogar.
  • Procura comprender todo el tiempo con quién te andas mensajeando.
  • En ocasiones trata de hacerte sentir mal por sus celos.
  • Prueba con mucha continuidad el nivel en el que te atrae.
  • Frente a la indecisión y la ambigüedad, interpreta tus acciones como una señal de que disfrutas alguien mucho más.
Pareja

¿Qué llevar a cabo si tu pareja es bastante recelosa?

Estos son múltiples consejos que tienen la posibilidad de ser útiles una vez amoldados a cada caso.

1. Plantéate si andas tolerando una situación de castigo

Lo primero de todo es tener claro que la prioridad es tu confort físico y mental, conque todo debe iniciar desde esta pregunta: ¿estoy siendo víctima de castigo? Ten en cuenta que no solo existe el castigo físico, y en verdad el castigo psicológico es muy frecuente, lamentablemente.

Si notas que andas tolerando las secuelas de una espiral de crueldad verbal o de manipulación sicológica y que no puedes salir de ella mientras que mantengas una relación con esa persona (ya que es el otro quien tiene el poder de la situación y piensa una amenaza), o si sencillamente notas que los asaltos de la otra persona comprometen tu integridad física o mental de forma seria, rompe la relación lo antes posible y deja de tratar con esa persona.

2. Exprésate con asertividad

Si has preciso que la conducta recelosa de tu pareja no forma castigo, tienes que hacerle entender del mismo modo que la prioridad es que tú dejes de padecer esos hábitos por su lado: no deberías dejar que en el momento de emprender esta situación el centro de atención sea ella.

Dile de forma asertiva que no tienes por qué razón estar sufriendo las secuelas de sus celos y que le puedes asistir, pero la compromiso última es suya, y ha de ser un desarrollo del que se encargue sin la necesidad de apelar a tu buena intención todo el tiempo, así sea pidiéndote favores o demandando cosas de ti.

3. Ayúdale a advertir y admitir como semejantes los inconvenientes por celos

En el momento en que realice algo en lo que se plasme su predisposición a los celos, llámale la atención sobre eso, en ese instante. Es esencial que lo hagas justo en el momento en que ocurra, a fin de que aprenda a asociar esa clase de formas de proceder con el término “celos conflictivos”.

4. Ayúdale a aprobarse

Frecuentemente, los inconvenientes por celos brotan más que nada de un inconveniente de inseguridades personales y baja autovaloración. O sea lo que puede estar ocurriéndole a tu pareja. De ahí que, no está de sobra que fortalezcan su aptitud para aprobarse y quererse, hablándole de lo que le agrada de ella. Entre las implicaciones de o sea que carece de sentido aguardar de ti que te vayas con otra persona, por el hecho de que no andas con tu pareja por fundamentos arbitrarios sino verdaderamente te contribuye lo que absolutamente nadie mucho más te contribuye.

5. Practicad ejercicios de imaginación dirigida

Este es un recurso usado en psicoterapia, pero asimismo podéis procurar usarlo por vuestra cuenta. Radica en cerrar los ojos y también imaginar vívidamente ocasiones que forman un reto o que generan ansiedad o agobio; es una forma de “entrenar” mentalmente y sobrepasar miedosa partir de las especificaciones y narraciones que va haciendo otra persona.

En un caso así, le puedes asistir como “narrador/a” de vivencias imaginarias que comunmente hacen que padezca celos, admitiendo que se acostumbre a reaccionar de esa forma en el momento en que ocurra.

¿Andas intentando encontrar asistencia sicológica profesional?

Los inconvenientes en las activas de pareja tienen la posibilidad de ser abordados de forma eficaz y superados desde el acompañamiento psicológico profesional. Si te andas proponiendo usar este tipo de servicios, te animo a que te coloques en contacto conmigo.

Soy sicólogo experto en el modelo cognitivo-conductual y trabajo atendiendo a mayores y jovenes, interviniendo en casos de crisis de noviazgo o maritales, inconvenientes en la administración de las conmuevas, falta de capacidades sociables, y varios otras caracteristicas que afectan a los vínculos cariñosos y las relaciones sociales por norma general. Las sesiones tienen la posibilidad de ser efectuadas presencialmente en La capital española, o a través de el formato en línea por videollamada.

Referencias bibliográficas:

  • Bevan, J.L. (2004). General partner and relational uncertainty as consequences of another person’s jealousy expression. Western Journal of Communication. 68(2): 195 – 218.
  • Mathes, Y también. (1991). A Cognitive Theory of Jealousy. The Psychology of Jealousy and Envy. New York: Guilford Press.
  • Shackelford, T.K.; Voracek, M.; Schmitt, D.P.; Buss, D.M.; Weekes-Shackelford, V.A.; Michalski, R.L. (2004). Romantic jealousy in early adulthood and in later life. Human Nature. 15 (3): 283 – 300.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí