La derrota de acciones violentas atribuidas al superintendente Rolando Rojas (El Quebrachal) podría llevarlo a la cárcel en las próximas horas. El líder comunitario de Salteña fue denunciado por crueldad de género en perjuicio de su expareja y la fiscalía, liderada por María García Pisacic, pidió su detención instantánea.

Según se informó en el documento Salta/12, la denunciante intentó entonces corregir su testimonio, pero el fiscal confirmó la solicitud de detención del superintendente y tiene planeado acusarlo de lesiones agravadas por el sexo y la relación preexistente.

El violento episodio habría sido cometido la madrugada del lunes en la propiedad de un superintendente. El funcionario entonces supuestamente siguió a la mujer en una carretera llamada La Lonja. Llamó a la policía y denunció una denuncia.

Ayer por la tarde, el abogado defensor del Superintendente, Fernando Escobar, presentó un factum negando los hechos alegados.

El abogado explicó que había solicitado el levantamiento de la petición de detención “por la ineducación física”, según la versión que le envió su asistente. Además de esto, Rojas le mencionó que estaba en desarrollo de separación de su excóncubina. Escobar mencionó que Rojas tenía como presentes a personas que estaban con él y que serían sus ayudantes.



Fuente Por [QPS]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí