Charlamos de Altas Habilidades en el niño en el momento en que este muestra o un nivel intelectual mayor a la media, o una alta aptitud de entendimiento y de dominio en una o múltiples áreas de conocimiento. De esta manera, no todas y cada una la gente con Altas Habilidades tienen por qué razón ser superdotadas (teniendo un CI mayor a 130), si bien a la práctica muchas lo son.

Todas estas peculiaridades son orientativas en el momento de determinar las Altas Habilidades y tienen la posibilidad de presentarse todas y cada una en conjunto en el niño o únicamente ciertas mismas, adjuntado con otros aspectos personales.

El término Altas Habilidades asimismo se refiere a la potencialidad del sujeto para conseguir un alto desempeño en ciertas áreas de conocimiento o imaginación, un potencial que en función de los estímulos intelectuales recibidos y de la educación a lo largo de su desarrollo, puede ser aprovechado o no. De ahí que es requisito tomar en consideración que adjuntado con las Altas Habilidades, hay que estimar las pretensiones socias a estas.

Pretensiones del niño con Altas Habilidades: ¿qué tomar en consideración para instruirlos y criarlos?

Como vimos, las Altas Habilidades tienen la posibilidad de adoptar muchas formas distintas, pues su forma de ser expresadas es dependiente del género de actividad donde se muestre un talento especial. No es exactamente lo mismo ser extraordinariamente bueno con el cálculo mental, que enseñar una enorme sencillez para recordar algunos temarios.

Así, lo que define a las Altas Habilidades es el potencial para estudiar, lo que nos transporta a estimar la relevancia de la educación. Las pretensiones educativas del niño o pequeña, tal como de otro tipo, han de ser atendidas tanto por su instituto como por su ambiente popular y familiar. Ahora se resaltan las pretensiones mucho más esenciales.

1. Entendimiento y aprecio

De la misma algún otro niño, los pequeños que muestran Altas Habilidades precisan el cariño y el aprecio de sus progenitores y más que nada sentirse valorados alén de sus habilidades superiores.

El hecho de tener unas habilidades distintas puede lograr que el niño se sienta apartado o solo en su ambiente académico o popular; por esa razón en su vínculo familiar mucho más próximo debe sentirse escuchado, respetado y amado.

Varias personas con Altas Habilidades tienen la posibilidad de enseñar asimismo una alta sensibilidad sensible, fundamento por el que necesitan una elevada entendimiento por la parte de sus progenitores, quienes tienen que enseñarles asimismo a supervisar y regular sus respuestas sentimentales.

2. Necesidad de hacer una autoimagen efectiva

De la misma forma, es esencial que el niño comprenda desde una edad temprana exactamente en qué radica tener Altas Habilidades y cuáles son las virtudes y desventajas de esto a fin de que no se sienta perdido siendo diferente del resto de sus compañeros.

Aparte de eso, otro aspecto indispensable que tienen que hacer los progenitores de un niño con Altas Habilidades es no presionarlo en ningún campo, en especial en el momento en que es mucho más pequeño, y hacerle comprender que si bien tenga unas habilidades superiores al resto es un individuo habitual con aciertos y fallos.

3. Necesidad de un ambiente incitante

Los pequeños con Altas Habilidades acostumbran a enseñar inclinación al aburrimiento en el campo escolar o educativo. Por esa razón frecuentemente se les acostumbra seguir a un curso superior.

Otra de las medidas que se acostumbran a tomar para alentar al estudiante es el enriquecimiento del currículo, esto es, integrar en el plan de estudios novedosas ocupaciones de distintos campos, con las que el niño adquiera un estudio mayor y mucho más diverso.

Ciertas medidas que tienen la posibilidad de tomar los progenitores para alentar al niño son una participación activa y no directiva en el juego y asistirle a conseguir hábitos de estudio desde las primeras etapas de la niñez.

4. Ámbito popular sano

En la niñez y la juventud, los pequeños con Altas Habilidades tienen la posibilidad de tener inconvenientes de comunicación y socialización con la multitud de su edad. Por esa razón a lo largo de su avance físico, sensible y también intelectual, precisan un ambiente popular donde se hallen respetados y admitidos por otros pequeños.

Como en otra persona, estos pequeños precisan entablar relaciones de amistad sanas con otros pequeños de su edad, para realizarse con normalidad.

Aparte de eso, saber pequeños distintas o de otros conjuntos sociales asimismo les va a ayudar a comprender la variedad y amoldarse a diferentes contextos sociales.

5. Un trato en relación a su edad

Ciertos progenitores de pequeños con Altas Habilidades tienen inclinación a ser mucho más severos con sus hijos o demandarles una madurez sensible que no se corresponde con su edad.

Es esencial rememorar que las Altas Habilidades se limitan solo a ciertas áreas de conocimiento o académicas y que son pequeños normales que han de ser tratados como semejantes, a través de un estilo de crianza amoldado a su edad.

6. Necesidad de límites

Es frecuente que ciertos pequeños con Altas Habilidades sean reluctantes a obedecer las reglas y restricciones de sus progenitores, gracias a su temprano nivel de entendimiento, razonamiento y comunicación.

Sin embargo, es de suma importancia entablar unos límites claros sobre lo que tienen la posibilidad de o no tienen la posibilidad de llevar a cabo, desde los primeros años de la niñez.

¿Buscas acompañamiento psicológico?

Si te resulta interesante tener asistencia sicológica en la crianza, ponte en contacto conmigo. Soy sicóloga especialista en psicoterapia para todas y cada una de las edades y en neuropsicología, y atiendo de forma presencial en mi consulta de Málaga, y asimismo de forma en línea.

Referencias bibliográficas:

  • Álvarez González, B. (2000): Estudiantes de altas habilidades. Identificación y también intervención didáctica. La capital española: Bruño.
  • Garcia-Cepero, M.C & McCoach, D. B (2009). Educators’ implicit theories of intelligence and beliefs about the identification of gifted students. Universitas Psychologica 8(2) 295 – 310.
  • Heller, K.A.; Mönks, F.J.; Sternberg, R.J.; et al. (2000). International Handbook of Giftedness and Talent. Amsterdam: Pergamon.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí