¿Sabías que el 75% de la gente LGTBIQ+ reportaron haber sufrido discriminación por su orientación sexual o por su identidad de género?

Indudablemente, esta situación extendida mantiene el agobio minoritario. ¿Un agobio concreto de la red social LGTBIQ+? Sí, uno formado por homofobia, bi fobia y transfobia internalizada, estigma, prejuicio y esperanzas de rechazo.

¿Qué es el agobio minoritario?

Pero, primero…. ¿exactamente en qué radica el agobio minoritario? Es la experiencia del agobio crónico, único y hostil como el resultado de formar parte a una categoría socialmente marginada, en un planeta principalmente heterosexual y cisgénero. Además de esto, está configurado por homofobia, bifobia y transfobia internalizada, estigma, esperanzas de rechazo y prejuicio.

Es diferente al agobio diario que se puede presenciar por el tráfico, el trabajo, o por abonar las cuentas; es un estresor agregada que está construido desde el rechazo a la identidad de la persona correspondiente al conjunto minoritario.

Homofobia, bifobia y transfobia intenalizada

Con el pasar del tiempo los(as) individuos(as) comienzan a opinar en los cortes y prejuicios sociales que injurian a la gente LGTBIQ+, construyendo una coche-opinión negativa y normalizando la homofobia, bifobia y transfobia.

En este sentido, incluye la apatía, odio o temor irracional hacia la gente LGTBIQ+ que se marcha internalizando de forma natural a través del alegato popular. Esta internalización sucede muchas veces sin que la persona logre hablar de esto y actúa automáticamente, sin poder repensar el concepto de sus actos, normalizando las ideas y conceptos negativos. Siendo común la discrepancia entre la sexualidad y el deseo de validación popular.

Así, es recurrente que la gente LGTBIQ+ pasen por prominente comentarios o formas de proceder que logren atentar contra su cree o la de su conjunto popular. Un caso de muestra claro sería el de un individuo LGTBIQ+ que considere que los gais, lesbianas o trans son un mal ejemplo para la sociedad, que no tienen que enseñar aprecio públicamente pues “no se observa bien” o que no tienen que tener el derecho al matrimonio. Asimismo es común conseguir opciones por personas que actúen como “heterosexuales” dando exhibe de una marcada discriminación a la variedad de expresión de género.

Prejuicio y discriminación

El prejuicio supone un concepto negativa adelantada sobre la gente LGTBIQ+, comúnmente priman ideas como “la gente LGTBIQ+ no tienen autoridad ética para adoptar hijos”, o “las parejas gay no tienen la posibilidad de ser contentos”. En cambio, la discriminación una parte de una conduta que pone en ejercio la iniciativa prejuiciosa Marcha como la exclusión estructural que hay hacia la gente LGTBI+ de los elementos libres para lxs heterosexuales, como sucede con el matrimonio. Además de esto, de la civilización heterosexista que censura cualquier conducta fuera de la heteronormatividad.

Estigma

Formar parte a un conjunto estigmatizado supone que la sociedad perciba de forma negativa algún atributo o aspecto que se considera inaceptable o inferior. Sentir que hay algo mal en unx mismx deja que se acrecienten las esperanzas de rechazo y las formas de proceder de ocultamiento, utilizando frecuentemente un método híper vigilante para evitarlo. Es común que la gente LGTBIQ+ estén todo el tiempo corroborando si en preciso sitio van a ser susceptibles a ser discriminados, aun actuando de forma adelantada.

Secuelas sicológicas

Enseña en buena medida que la red social LGTBIQ+ tenga mayores tasas de ansiedad, depresión, suicidio y formas de proceder coche lesivas. Las problemáticas mucho más usuales presentadas son de ansiedad, depresión y baja autovaloración. Este contexto es preocupante en especial si tenemos en consideración que mucho más del 60% de la gente que asistieron a solicitud sicológica manifestaron haber sentido prejuicios por la parte de su profesional tratante. Mucho más del 50% de la gente manifestaron que fueron sometidas a una terapia de conversión.

En este sentido, el régimen psicológico en la gente LGTBIQ+ no es abordado por expertos eficientes y capacitados en variedad sexual, género y psicoterapia afirmativa. Por contra, es muy habitual que existan historias de pacientes discriminados y revictimizados por su profesional tratante, incrementando los sentimientos de estigma y homofobia internalizada.

Es por este motivo que urge hacer conciencia sobre la relevancia de formar y sensibilizar a los expertos a fin de que los tratamientos logren ser efectivos y no dañen. Además, es esencial que los pacientes se notifiquen y logren elegir un profesional que logre emprender sus consultas sin fundamentarse en prejuicios, siguiendo lineamientos éticos y científicos.

Referencias bibliográficas:

  • Meyer, I. H. (2016). Does an improved popular environment for sexual and gender minorities have implications for a new minority stress research agenda?. Psychology of sexualities review, 7(1), 81.
  • Mucho más igualdad (2019). Problemas médicos mental, ingreso a servicios de salud psicológica públicos y privados y prácticas de conversión en personas LGTBIQ+.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí