Como es visible, en la raza humana existe una pluralidad de etnias distintas. Muchas de ellas terminan mezclándose con otras.

En el presente artículo vamos a estudiar entre los mecanismos mucho más esenciales por los que puede ocurrir este mecanismo, que es el sincretismo cultural. Analizaremos de qué forma se crea dicho fenómeno y asimismo observaremos algún ejemplo que refleja precisamente las implicaciones del mismo.

¿Qué es el sincretismo cultural?

En el momento en que charlamos del sincretismo, y mucho más en concreto del sincretismo cultural, hablamos fundamentalmente a un desarrollo de mezcla de etnias que puede darse a través de la hibridación o el mestizaje entre 2 o mucho más de ellas. Dicho de otro modo, este fenómeno tiene relación a la mixtura que tienen la posibilidad de presenciar en el momento en que 2 etnias están, sin que una se imponga sobre la otra.

En consecuencia, merced al sincretismo cultural, 2 o mucho más etnias tienen la posibilidad de ofrecer sitio a una exclusiva, que resulta del producto de todas y cada una de las que han intervenido, para ofrecer sitio a un grupo de prácticas, valores y maneras de accionar y meditar que toman de distintas fuentes. Se estaría creando una cultura novedosa merced a la unión de otras que existían antes.

El sincretismo cultural puede perjudicar a todas y cada una de las esferas de la civilización de una sociedad. Históricamente ocurrió y en verdad sucede. Distintas academias de pensamiento de una cierta ciencia tienen la posibilidad de influirse mutuamente o aun fusionarse y ofrecer rincón a otras novedosas. Lo mismo puede darse en el lote de la religión, donde ciertos credos recogen pasajes de otras doctrinas y los toman como propios.

La política tampoco escapa a este mecanismo, y 2 ideologías tienen la posibilidad de arrimar sus posiciones hasta fusionarse en un nuevo movimiento que no existía previamente con ese nivel de dificultad, puesto que el resultado está tomando elementos de las distintas fuentes, haciendo una hibridación de las dos.

Si nos centramos en la etimología del sincretismo cultural, descubrimos que el vocablo sincretismo procede del heleno, siendo una expresión del pensador Plutarco que hacía referencia a la unión de los cretenses para confrontar a un enemigo común. El término fue salvado siglos después por Erasmo de Róterdam, dándole un concepto afín.

En un caso así, este erudito se refirió al sincretismo como aquello que unía a la gente más allá de que mantuviesen diferencias en sus opiniones religiosas. Erasmo incluyó este término, entre otros muchos, en su obra Adagia, un compendio de proverbios de la vieja Grecia y Roma, que reúne parte importante del entender mucho más primigenio de la Europa temprana.

Desde entonces, el término cobró mayor relevancia, hasta el momento en que en nuestra era, ha adoptado el concepto por el que hoy día lo conocemos, relacionándolo con el fenómeno de la mezcla entre etnias que genera un enriquecimiento de exactamente las mismas, al aceptar el trueque de elementos entre todas y cada una para un desarrollo común.

Sincretismo cultural

El sincretismo cultural en frente de la rivalidad

El mecanismo del sincretismo cultural, como ahora vimos, piensa un mecanismo que a nivel antropológico deja la mixtura entre conjuntos culturales y por ende una mayor riqueza de todos ellos. Por contra, logramos hallar otros procesos en los que sólo algunas de las etnias implicadas van favorecidas.

El mucho más claro es el de la rivalidad intercultural. En el momento en que 2 etnias compiten entre sí de esta manera, la que sea mucho más fuerte, así sea pues forma parte a un mayor número de personas, pues dicho conjunto usará la fuerza para imponerse, o por algún otro fundamento, esta predominará sobre la otra, realizando aun que la civilización derrotada llegue a ocultar.

Observamos, en consecuencia, una diferencia importante, ya que en la situacion del sincretismo cultural se facilitaba una coexistencia pacífica de los dos conjuntos culturales bajo unos términos en los que todos sacaban algún beneficio de la relación. No obstante, bajo la rivalidad, las etnias implicadas procurarán su supremacía en un choque que dejará un único vencedor.

Evidentemente, en esa pelea entre etnias, el enfrentamiento puede aparecer por la vía unilateral, o sea, por la parte de un conjunto cultural que busque imponerse sobre otros, que podrían no estimar ingresar en tal enfrentamiento. El sincretismo cultural representa otra forma de relación entre etnias, una donde las dos se intercalan y de alguna forma evolucionan, se enriquecen con esa mixtura.

El acercamiento entre 2 mundos

Durante la historia se han sucedido incontables casos de sincretismo cultural, aproximadamente evidentes, pero si deseamos ver entre los ejemplos mucho más esenciales, podríamos centrarnos en el que sucedió desde el año 1492, que cambió el planeta para toda la vida, o explicado de otra forma, los mundos.

Pues ese fue el año en que tres naves cruzaron el océano Atlántico, con Colón adelante de la expedición, para conectar de una forma irremediable los sitios de Europa y las tierras que se conocerían desde ese momento como América, aparte del resto del globo terráqueo. La unión y la mezcla entre etnias serían permanentes desde ese momento.

Es tal como ciertas etnias de europa y precolombinas empiezan a canjear elementos, a entremezclarse y, al fin y al cabo, a mestizarse. Este desarrollo se da con mayor o menor intensidad en función de las distintas zonas y a lo largo de varios años, hasta cristalizar en novedosas naciones que disfrutan de un bagaje cultural de enorme riqueza, generado por 2 fuentes tan distintas.

Es obvio que sólo algunas de las zonas vivieron dicho sincretismo cultural, sino otras vivieron lo que previamente describíamos como rivalidad cultural, siendo una la que acabó imponiéndose sobre la otra hasta prácticamente reducirla completamente. Este podría ser la situacion de la colonización inglesa de Norteamérica, en contraposición a la de españa y portuguesa en el resto del conjunto de naciones.

Evidentemente, hablamos de un tema complejo en el que hay perspectivas distintas y que van a depender bastante del sitio preciso donde pongamos la lupa y las ciertas situaciones que se diesen allí. En todo caso, se utiliza para ilustrar las características y métodos que se dan en el sincretismo cultural para efectuar la mezcla entre etnias y ofrecer sitio a un resultado que no existía antes.

El sincretismo cultural y la apropiación cultural

No obstante, hoy hay voces críticas hacia el sincretismo cultural, ya que ciertos ámbitos lo comparan a otro fenómeno llamado apropiación cultural. Esa expresión se refiere a la captación por la parte de una cierta cultura de un factor propio de otro conjunto. A dicho acto se le da una connotación negativa, puesto que se cree que ese elemento solo habría de ser usado por la civilización a la que forma parte.

No obstante, los procesos del sincretismo cultural, como otros muchos a nivel antropológico por los que las etnias nacen, se desarrollan, se fusionan o desaparecen, están alén de esos juicios de valor. Las etnias no son herméticas, sino están expuestas a esta clase de mecanismos que de una u otra forma dan pie a que sean cambiadas o aun lleguen a entremezclarse substancialmente con otras.

Es la situacion del sincretismo cultural. Esos que critican este fenómeno y le dan el cariz de la apropiación cultural lo hacen por el hecho de que estiman que una de esas etnias de alguna forma está asaltando a la otra, tal y como si de una manera de colonialismo cultural se tratase, y de alguna forma se beneficiara de un factor que no le forma parte.

Asimismo recriminan que se desvirtúe la relevancia de tal elemento o aun que su origen quede en el olvido, por el hecho de que la civilización que lo tomó lo lleve a cabo de el, y el conjunto cultural al que pertenecía no tenga la bastante fuerza o voz para reivindicarlo. Otra crítica es la utilización de tales elementos culturales para entablar una secuencia de tendencias fundamentadas en lo exótico de lo étnico.

Como afirmábamos, los mecanismos de cambio cultural, como es el del sincretismo, no comprenden de estos juicios de valor y sencillamente se suceden. Ninguna de las etnias que tenemos la posibilidad de ver actualmente en el planeta son puras, por decirlo de alguna forma, sino todas y cada una ellas, en mayor o menor medida son el producto de un trueque, un mestizaje, y en otras expresiones, un sincretismo cultural que dió sitio a los conjuntos culturales que el día de hoy conocemos.

Por consiguiente, si bien desde ciertos ámbitos se logre criticar visto que 2 o mucho más etnias compartan elementos dando sitio a conjuntos culturales nuevos y mucho más complejos, la verdad es que hablamos de un fenómeno bien difícil de eludir o de supervisar, ya que pertence a las vías por las que estos elementos cambian, como ahora vimos.

Referencias bibliográficas:

  • Lupo, A. (1996). Síntesis discutidas. Consideraciones cerca de los límites del término de sincretismo. Gaceta de Antropología popular.
  • Matthes, Y también.H. (2016). Cultural appropriation without cultural essentialism? Popular theory and practice. JSTOR.
  • Oleszkiewicz, M. (1997). La danza de la pluma y el sincretismo cultural en México. Gaceta de crítica literaria sudamericana. JSTOR.
  • Rogers, R.A. (2006). From cultural exchange to transculturation: A review and reconceptualization of cultural appropriation. Communication theory.
  • Stewart, C. (1999). Syncretism and its synonyms: Reflections on cultural mixture. Diacritics. JSTOR.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí