En neurociencia, se conoce como reflejo a la actividad inquieta creada en la espina dorsal (y el leño del encéfalo) consistente en una contestación involuntaria a un estímulo sensorial, así sea de adentro o de afuera. Normalmente, asociamos los reflejos a movimientos espasmódicos veloces y también incontrolables, pero otro ejemplo de esta actividad asimismo es la activación de una glándula y la secreción de un complejo dado al torrente sanguíneo.

De cualquier manera, a nivel general todo reflejo es involuntario, no premeditado, secuencial y prácticamente instantáneo. La puesta en marcha de un reflejo se consigue merced a las sendas neuronales y los arcos reflejos, esto es, la vía inquieta que recorre el arco vertebral y controla un acto reflejo dado. Se puede destacar, en este punto, que hay 2 géneros de arcos reflejos: los autonómicos (que afectan órganos internos) y los somáticos (que afectan a los músculos).

Con toda esta información, somos capaces de colorear un cuadro general que nos deje comprender qué son los reflejos y para qué valen. De cualquier manera, en esta ocasión hablaremos particularmente de los reflejos osteotendinosos, contracciones musculares en contestación al estiramiento en un músculo.

¿Qué son los reflejos osteotendinosos?

En los humanos, en el momento en que un músculo es golpeado enérgicamente, este se contrae en el instante gracias a un arco reflejo conformado por 2 neuronas, que asimismo comprometen al segmento del leño espinal que inerva a la composición muscular analizada. Estos son los reflejos osteotendinosos propiamente estos. A fin de que se genere esta clase de reflejo tan particular, debe contarse con los próximos elementos fisiológicos:

  • Receptor: en un caso así nos encontramos frente receptores musculares (husos), que van a capturar el “estiramiento” repentino de la unidad tras el estímulo de afuera.
  • Fibra inquieta aferente: esta está constituida por el axón de la neurona sensitiva. Está en los ganglios raquídeos y también inervan al huso neuromuscular (receptores sensoriales en el vientre del músculo).
  • Centro integrador: está situado en la medula espinal y en él se genera la sinapsis entre la neurona aferente y la eferente.
  • Fibra inquieta eferente: es el axón de la neurona motora. Transporta las señales de los nervios motores desde la asta previo de la medula espinal a los músculos.
  • Unidad muscular: es la que hace la contestación de contracción propiamente esa y está inervada por la fibra eferente. Dicho de otro modo, hablamos de la composición que responde al estímulo de afuera.

Los reflejos osteotendinosos que se acostumbran a examinar, según la región estimulada, son el bicipital, tricipital, estilo-radial, cubitopronador, rotuliano y aquíleo. El género de reflejo y la contestación mostrada siempre y en todo momento revelan algo en relación al estado de los elementos del sistema inquieto implicados en su aparición.

En el momento en que se desea valorar el estado de los arcos reflejos, el profesional aplica una fuerza suave en una región del cuerpo, que se traduce en una rápida elongación de la fibra muscular. Este acto activa al huso neuromuscular, compuesto por un grupo de receptores sensoriales dentro del músculo que advierten cambios en su longitud total.

Estos receptores mandan un impulso aferente a la medula espinal, donde se genera una sinapsis directa con la neurona motora. Esta última emite la señal eferente de vuelta al músculo, lo que deja su contracción. Como puedes observar, nos encontramos frente a un circuito de lo mucho más fácil: debe ser de esta forma, ya que merced a la cercanía de las construcciones implicadas los reflejos osteotendinosos se generan de manera tan rápida.

La relevancia médica de los reflejos osteotendinosos en Medicina

En este punto, se puede destacar que hay distintas condiciones que se tienen la posibilidad de suponer por los reflejos osteotendinosos del tolerante. Por una parte, la hiperreflexia se refiere a una situación patológica donde el sujeto padece reflejos hiperactivos o repetidos en el tiempo (clónicos).

Además de los espasmos musculares, una hiperreflexia autónoma hace cambios en la continuidad cardiaca, sudoración excesiva, hipertensión arterial y cambios en el tono de la piel. La causa más habitual de esta entidad clínica es una lesión en la medula espinal, si bien asimismo puede suceder por algunos síndromes, resultados consecutivos a fármacos o tras un traumatismo craneal grave.

Por otra parte, la hiporreflexia y arreflexia son acontecimientos en los que el músculo no genera ninguna contestación a la app de fuerza. Es una situación que refleja un fallo o interrupción en el arco reflejo, así sea en la fibra inquieta eferente o en la aferente o, por otra parte, prueba condiciones en el tolerante como hipotiroidismo, modificaciones electrolíticas sanguíneas o miopatías.

La escala de los reflejos osteotendinosos

Los reflejos osteotendinosos se cuantifican en la clínica en el momento en que se sospecha de una nosología inquieta o neuromuscular en el tolerante. Para hacer este género de test, la composición muscular a investigar ha de estar en una situación neutral, pero antes de eso, el profesional debe hallar el tendón asociado a la musculatura (para esto el tolerante debe flexionar el músculo).

Tras haber encontrado la composición, se procede a utilizar una fuerza rápida y inmediata en la región tendinosa distendida, lo que se debería traducir en una contracción muscular rápida y también involuntaria, o lo que es exactamente lo mismo, el reflejo osteotendinoso que aquí nos atañe. Este se puede apreciar en las próximas categorías:

0= no hay contestación por la parte del músculo y siempre y en todo momento se considera una situación patológica.
1 (+)= una contestación muscular suave pero visible. Hay trazas de contestación o se puede fomentar una perfeccionada con reiteraciones del estímulo. Puede ser habitual o tratarse de un indicativo de una nosología de índole neuromuscular.
2 (+)= una contestación de contracción muscular rápida. Entra en la normalidad.
3 (+)= una contestación de contracción muy enérgica. Puede ser habitual o señalar una nosología en el otro lado del fantasma.
4 (+)= la app de fuerza siempre y en todo momento hace reflejos repetidos (clónicos). Hablamos de una situación anormal en todos y cada uno de los casos y también señala un claro desajuste a nivel inquieto.

Dado que un reflejo osteotendinoso del 1 al 3 sea habitual o anormal es dependiente de su estado previo, o sea, qué desenlaces consiguió el tolerante anteriormente respecto a exactamente las mismas pruebas. Se puede llegar a un diagnóstico mucho más exacto basado en la realización de otras pruebas que valoren el tono muscular, la fuerza de contracción y otras probables patentizas patológicas.

Asimismo se puede destacar que el resultado de estos análisis es subjetivo, puesto que es dependiente de la percepción del profesional sanitario y los exámenes que haya efectuado anteriormente. No es tan esencial que un médico catalogue un reflejo como 2 y otro como 2+, sino más bien datar la diferencia de contestación de los reflejos osteotendinosos en distintas unas partes del cuerpo del mismo tolerante. La sepa (o disminución) de un reflejo en parte del brazo y la normalidad del mismo en la extremidad equivalente señala que hay un inconveniente, por servirnos de un ejemplo.

Se tienen la posibilidad de usar una multitud de artefactos para ocasionar la rápida elongación de la fibra muscular a investigar, pero siempre y en todo momento se aconsejan los pequeños martillos especialistas para la prueba. Estos se muestran en 3 tipos según su forma: triangulares (Taylor), con apariencia de T (Tromner) y circulares (Queen square). Todos son efectivos en el momento de ocasionar reflejos, pero se aconseja eludir la utilización del modelo Taylor en esos pacientes con hiperreflexia, en tanto que es el menos eficiente en el momento de fomentar los reflejos osteotendinosos.

Por otra parte, si bien suene extraño, en ocasiones asimismo se recurre a la utilización de los dedos (realmente útil en pacientes con hiperreflexia) y también, aun, se puede usar el canto de un Móvil inteligente. Es bastante más esencial hallar el punto donde hay que ejercer la presión que el material con el que se efectúa.

Resumen

El planeta de los reflejos osteotendinosos es muy complejo, ya que se debe tener claros una secuencia de conceptos de fisiología neuromuscular que solo los expertos en la materia tienen la posibilidad de conseguir. Si deseamos que te quedes con un concepto clara, esta es la próxima: el arco reflejo de los reflejos osteotendinosos está conformado por 2 neuronas, una aferente y otra eferente, las que establen contacto en el centro integrador. La contestación al estímulo de presión es rapidísima y se puede cuantificar numéricamente.

Visto que el tolerante presente una hipo o hiperreflexia es siempre y en todo momento indicativo de una nosología, así sea en las neuronas del circuito o en nuestra medula espinal interna. Advertir estas anomalías es fundamental para arrancar mecanismos de diagnóstico acertados y empezar un régimen lo antes posible. Por este motivo, los reflejos osteotendinosos son muy importantes en la práctica médica a nivel neuromuscular.

Referencias bibliográficas:

  • Dick, J. P. R. (2003). The deep tendon and the abdominal reflexes. Journal of Neurology, Neurosurgery & Psychiatry, 74(2), 150-153.
  • Lemoyne, R., Dabiri, F., & Jafari, R. (2008). Quantified deep tendon reflex device, second generation. Journal of Mechanics in Medicine and Biology, 8(01), 75-85.
  • Péréon, Y., Tich, S. N. T., Fournier, Y también., Genet, R., & Guihéneuc, P. (2004). Electrophysiological recording of deep tendon reflexes: normative data in children and in adults. Neurophysiologie Clinique/Clinical Neurophysiology, 34(3-4), 131-139.
  • Rodriguez-Santurrón, F. Y., & De Jesus, O. (2020). Physiology, Deep Tendon Reflexes. StatPearls [Internet].
  • Walker, H. K. (1990). Deep tendon reflexes. Clinical Methods: The History, Physical, and Laboratory Examinations. 3rd edition.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí