Todos y cada uno de los seres vivos de la Tierra nos encontramos conformados por materia orgánica. Las construcciones básicas que conforman a los diferentes taxones (tanto animales y vegetales como organismos microscópicos) son la celulosa, tanino, cutina y lignina, al lado de otras proteínas, lípidos y azúcares que edifican los tejidos y cubiertas celulares. Toda esta materia no se crea como tal de la nada, sino se convierte mediante los flujos energéticos de los ciclos biogeoquímicos.

Los vegetales convierten restos y materia inorgánica en tejidos orgánicos desde la energía del sol (fotosíntesis), los herbívoros consumen proporciones ingentes de esta materia y después el tejido generado pasa a escenarios mucho más altos de la cadena trófica, como carnívoros y superdepredadores. En el momento en que un ser vivo muere, sus tejidos se descomponen en materia y nutrientes, que pasan de nuevo a ser parte del sistema vascular vegetal por absorción radicular, con lo que se cierra el período.

Así mismo, probamos con una sucesión de pinceladas en general de qué manera oscila la materia orgánica y energía en las diferentes estratificaciones de un ecosistema. De cualquier manera, para saber el desempeño de los seres vivos debemos profundidzar a un nivel considerablemente más microscópico, de átomos y moléculas. Acompáñanos en este viaje por los elementos biogenésicos, ya que en ellos está la clave de la vida.

¿Qué es un factor biogenésico?

Nuestra raíz etimológica de la palabra puede asistirnos a ingresar este término. En heleno, bio significa vida y génesis origen. Así, es simple sospechar que el elemento biogenésico es aquel que deja la vida, formando una parte de los tejidos y/o sendas metabólicas de los seres vivos. Más allá de que la materia viva de todo el mundo está compuesta por unos 25-30 elementos biogenésicos, solo 8 de ellos son los mucho más dominantes y extendidos durante los taxones.

En este punto, se puede destacar que un factor químico es un género de materia constituida por átomos de exactamente la misma clase, con un número preciso de protones nucleares en su forma mucho más fácil. Hay un total de 118 elementos químicos en la Tierra, de los que 26 fueron logrados en condiciones laboratoriales. De los 92 sobrantes, solo 27 se consideran bioelementos (o elementos biogenésicos, términos remplazables). Su clasificación se reparte de la próxima forma:

  • Bioelementos primarios: forman el 96% de toda la materia viva en la Tierra. Sin ellos, no se podría concebir la presencia en este mundo.
  • Bioelementos secundarios: forman el 3,9% de la materia viva.
  • Oligoelementos: asimismo se conocen como bioelementos temporales, ya que sus concentraciones cambian en el tiempo. Suponen el 0,1% de la materia viva total.

¿Cuáles son los modelos de elementos biogenésicos mucho más esenciales?

Como hemos dicho, los bioelementos primarios forman prácticamente toda la materia que conocemos. Por este motivo, vamos a centrarnos en los 6 elementos biogenésicos más especial (carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo y azufre), para entonces llevar a cabo un pequeño repaso por los bioelementos secundarios y los oligoelementos. No te lo pierdas.

1. Carbono (C)

El carbono es el bioelemento o elemento biogenésico más especial. Se calcula que la Tierra aloja 550.000 millones de toneladas (550 Gt) de carbono en su área, de las que 450 Gt (el 80%) está guardada en la materia vegetal. Los bosques no solo son los pulmones del mundo, sino asimismo suponen la primera reserva energética, con apariencia de biomasa vegetal. Tras este conjunto, se puede destacar que las bacterias aportan a la extensión de la tierra unas 70 Gt, pese a su biomasa microscópica individual.

Por rebosantes que seamos, resulta increíble comprender que las ciudades humanas solo suponemos 0,06 Gt del total de carbono orgánico planetario. Paradójicamente, este es el segundo elemento mucho más que se encuentra en nuestro cuerpo (hasta el 20%), solo superado por el oxígeno que fluye por todas y cada una nuestras venas, arterias y pilíferos sanguíneos.

Carbono

2. Oxígeno (O)

Medido con base en su masa total, el oxígeno es el tercer elemento químico mucho más que se encuentra en la Tierra, solo superado por el helio (He) y el hidrógeno (H). De cualquier manera, es el mucho más abundante si se limita el límite en la corteza terrestre, en tanto que forma aproximadamente la mitad de su masa.

Las proteínas, ácidos nucleicos, hidratos de carbono, lípidos y agua poseen oxígeno, conque se hace importante para la construcción de materia orgánica complicada. Además de esto, el agua (H2O) emplea de pilar a este elemento biogenésico. Sin O2, no somos nada.

3. Hidrógeno (H)

El hidrógeno (H) es el primer elemento de la tabla periódica con razón: se habla del elemento biogenésico mucho más abundante en toda la Tierra, en tanto que piensa el 75% de toda la masa aparente en el cosmos. Nos nos encontramos moviendo en cantidades ininteligibles por la cabeza humana, pero nos se sabe que prácticamente todo lo que se encuentra en el chato corpóreo es, en mayor o menor medida, hidrógeno.

El hidrógeno no solo pertenece a la materia viva, sino es un factor que está abudantemente en las estrellas y planetas gaseosos. En condiciones normales, este elemento biogenésico se muestra con apariencia de gas diatómico (H2).

4. Nitrógeno (N)

El nitrógeno forma el 78% del aire atmosférico, lo que lo transforma en el ingrediente primordial de la atmósfera terrestre. En los seres vivos, este elemento es fundamental para la capacitación de los aminoácidos y ácidos nucléicos. Los primeros dan rincón a las proteínas de todos y cada uno de los tejidos sólidos vivos, al paso que los segundos son los responsables de conformar el ADN y el ARN.

Además de esto, los ciclos del nitrógeno en los ecosistemas se piensan los mucho más esenciales, puesto que este elemento biogenésico es el que mucho más favorece el desarrollo vegetal en las condiciones correctas. Sin el nitrógeno, acontecimientos tan dispares como la herencia biológica o los bosques tupidos serían inviábles.

5. Fósforo (P)

El fósforo es otro elemento fundamental para la vida, más allá de que se halle en menor proporción que el resto en el balance salvaje de la masa terrestre.

El conjunto fosfato (del que forma parte) es fundamental para la síntesis de ADN y ARN, conque, igual que con el nitrógeno, merced a él se genera la herencia genética. Asimismo es una parte de la bicapa lipídica, la membrana que divide a las células del ambiente orgánico o inorgánico que las circunda.

6. Azufre (S)

El azufre es otro de los elementos biogenésicos fundamentales para entender la vida. Pertenece a los aminoácidos cisteína y metionina y, por lo tanto, es requisito para la síntesis proteica en todos y cada uno de los seres vivos del mundo.

7. Elementos biogenésicos secundarios

Con base en sus concentraciones en los tejidos de los seres vivos, estos elementos se piensan secundarios a nivel de masa pura, pero igualmente esenciales para el cuidado de la presencia. En este conjunto resaltan el potasio, el calcio, el cloro, el magnesio o el hierro, entre otros muchos. Por poner un ejemplo, el calcio pertence a los elementos fundamentales para la capacitación del tejido óseo de los seres vivos, en tanto que el 99% del Ca de un organismo está en el sistema óseo.

Calcio

8. Oligoelementos

Pese a sospechar solo el 0,1% de la materia orgánica escencial, los oligoelementos son asimismo precisos para la vida en proporciones pequeñas. Aquí se abarcan el cobalto, flúor, cromo, cobre, silicio, yodo y zinc, entre otros muchos. Podemos destacar que su sepa en el organismo puede ser mortal, pero su presencia excesiva asimismo. En concentraciones atípicas, tienen la posibilidad de llegar a ocasionar toxicidad hepática.

Resumen

Como puedes ver, los seres vivos no somos mucho más que átomos y elementos invisibles al ojo humano, que se organizan de manera aproximadamente complicada para ofrecer sitio a toda la vida que conocemos. Los humanos somos prácticamente un 20% de carbono, un 60% agua y, el porcentaje sobrante (hasta llegar al 99%), los otros elementos biogenésicos convocados. Si alguno de ellos no tenga existencia, la organización tisular que nos caracteriza sería irrealizable.

Desde los cromosomas de una célula hasta los bosques amazónicos, todo nivel de organización viva pasa por los 6 elementos biogenésicos primordiales: carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo y azufre. En el final, a nivel microscópico y basal todo ser vivo se disminuye a lo mismo.

Referencias bibliográficas:

  • Aguilar Pardo, D. R. (2012). Bioelementos. Biología.
  • Bar-On, Y. M., Phillips, R., & Milo, R. (2018). The biomass distribution on Earth. Proceedings of the National Academy of Sciences, 115(25), 6506-6511.
  • Flores, Y también.G. (2014). Los Bioelementos básicos de la vida. Logotipos Folleto Científico de la Escuela Preparatoria No. 2, 1(2).
  • Li, X.; Zhang, X.; Wu, J.; Shen, Z.; Zhang, Y.; Xu, X.; … & Yan, W. (2011). Root biomass distribution in alpine ecosystems of the northern Tibetan Plateau. Environmental earth sciences, 64(7), 1911-1919.
  • Martin, I.M.H. (1989). Contribución al estudio de la activa de la materia orgánica y bioelementos en bosques bajo tiempo semiárido de la Cuenca del Duero (Doctoral dissertation, Facultad de Salamanca).
  • Moreno, G., Gallardo, J. F., & Cuadrado, S. (1994). Deposición atmosférica de bioelementos y su modificación por la cubierta vegetal en bosques de Quercus pyrenaica de la Sierra de Gata (Salamanca).
  • Palomino, L. S. (1949). Bioelementos y nutrición vegetal. Arbor, 14(48), 407.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí